Cómo cuidar tu melena durante el verano

Cirujano certificado en reconstrucción robótica del cabello ofrece consejos prácticos para evitar los daños causados por la exposición al sol y al agua de mar o de la piscina
Cómo cuidar tu melena durante el verano
El uso semanal de un acondicionador de hidratación profunda y de un bloqueador solar para el cabello ayuda a tener una melena fuerte y saludable durante los días de sol y calor.
Foto: Shutterstock

Aunque el cabello es una de las partes del cuerpo que más sufre durante el verano, son pocas las personas que se lo cuidan durante esta época.

Y es que al igual que para la piel, sus peores enemigos  son la sobreexposición a los rayos del sol y el agua del mar y las piscinas. Pero la buena noticia es que los daños que provocan estos enemigos  se pueden prevenir y revertir tomando en cuenta ciertos cuidados especiales.

El Dr. Baiju Gohil (www.rhrli.com), especialista de la clínica Restauración Robótica del Cabello Long Island, Nueva York, describe a continuación los daños que toda melena —larga o corta, escasa o abundante, crespa o lisa— sufre ante el clima típico del verano.

Nadar en el mar

Bañarse en el agua del mar es una de las actividades del verano que más maltratan el cabello.

“El agua de mar tiene un alto contenido de sal que destruye la humedad que de forma natural contiene el cabello”, señala el Dr. Gohil. “Es por ello que, después de haber nadado en el mar éste se torna seco y quebradizo”.

Este problema se acentúa aún más de tener el cabello pintado, ya que “el agua salada endurece extremadamente el pelo tratado que —en última instancia— termina con las puntas quebradizas.

Medida preventiva. Aplicar en el cabello un acondicionador de hidratación profunda antes del día (o los días) planeado para gozar del agua de mar.

Un acondicionador de tipo ‘leave-in’ es un ‘must’ para mantener el pelo suave e hidratado durante los días de sol y calor. También es bueno usar una crema protectora para el cabello con un factor SPF recomendado”, dice el especializado en el método ARTAS, un procedimiento de trasplante de pelo de extracción folicular (FUE) que es virtualmente indoloro y no da lugar a una cicatriz lineal.

Nadar en la piscina

El agua clorada es otro de los enemigos del cabello, ya que, como explica el experto, el cloro destruye los aceites naturales que son esenciales para mantener el pelo sedoso, saludable, brilloso y con una caída natural.

“Cuando el cabello carece de sus aceites naturales, eventualmente, este toma una textura pajosa”, apunta el Dr. Gohil.

Medida preventiva. Aplicar aceites y productos a base de silicona. “Estos son los mejores en la lucha contra los efectos del agua con cloro”, dice el experto. “La aplicación de un poco de aceite de coco también puede ser de gran ayuda, ya que éste retarda la absorción del cloro por parte de los tejidos del cabello”.

Baños de sol

Tal como ocurre con la piel, los rayos ultravioletas son dañinos para el cabello.

“La exposición prolongada bajo el sol daña la capa externa de las hebras del cabello, conocida por el nombre de  cutícula”, explica el cirujano. “Y esto puede producir decoloración del cabello; así como resequedad, hebras delgadas y quebradizas y un cabello con mucho‘frizz’”.

Medida preventiva. El uso de sombreros y pañoletas es la mejor solución para evitar estos daños.

El aplicar un acondicionador tipo ‘leave-in’ o una crema protectora para el cabello con una SPF recomendado es otra de las alternativas sabias para proteger el cabello de los daños causados por lo rayos del sol”, acentúa el Dr. Baiju Gohil.

El uso de un sombrero o pañoleta es fundamental para evitar que los rayos ultravioletas dañen la capa protectora o cutícula del cabello. /Shutterstock

Humedad

El cabello es extremadamente sensible a la humedad.

“El pelo liso, ondulado o rizado se ensortija y esponja con la humedad climatológica [es decir que sufre los efectos del llamado ‘frizz’]”, denota el entrevistado. “La humedad hace que el cabello absorba el agua de forma diferente y como consecuencia se hace difícil el mantener el peinado acostumbrado o el intentar darle al cabello un nuevo estilo”.

Medida preventiva.  El aplicar un acondicionador de hidratación profunda más un sellador del cabello a base de silicona ayudará a disminuir la absorción del exceso de agua ambiental.

“Otra medida que reduce al mínimo que el cabello termine ensortijado y esponjado por los efectos de la humedad es la de cortar con frecuencia las puntas del cabello, que tienden a recercarse”, detallla el galeno.

Cuando se ha tenido un trasplante de cabello

Quienes acaban de tener un trasplante de cabello deben de cuidar el área tratada, siguiendo estas recomendaciones dadas por el Dr. Gohil:

  • Nadar en agua clorada luego de 3 semanas del tratamiento
  • Nadar en el mar después de 2 semanas de haber recibido el tratamiento
  • Minimizar lo más que se puede la exposición del cuero cabelludo al sol. “Es importante usar un sombrero y proteger los injertos del sol durante al menos durante una semana después del trasplante de cabello”, explica el galeno. “Además, se recomienda aplicar un bloqueador solar con el SPF recomendado en el área tratada, ya que la quemadura severa del sol en el cuero cabelludo no es saludable en general para los folículos pilosos del cabello”.

Al tener un tratamiento de pigmentación del cuero cabelludo

Las personas que acaban de tener un procedimiento de micropigmentación del cuero cabelludo deben de seguir estas recomendaciones durante los días de sol y calor:

  • No lavar el cabello durante 3 días
  • No bañarse en agua de mar ni de piscina durante  una semana
  • Evitar al máximo el tocarse el área con las manos durante 3 días
  • Evitar la sudoración y exposición prolongada al sol durante 3 días

Recomendaciones generales

El cuidado del cabello durante los días veraniegos están estrechamente sujetos al tipo de cabello que se tenga. Sin embargo, para todos ellos, el Dr. Baiju Gohil asegura que se deben seguir los siguientes tips para prevenir que el cabello se vuelva seco y quebradizo ante la exposición al sol y la actividad de la natación en el mar o la piscina.

  • Aplicar un acondicionador de hidratación profunda una vez a la semana.
  • Lavarse la cabeza con champú cada 3 días, de ser posible, ya que este producto de higiene y belleza remueve del cabello los aceites protectores de su capa exterior.