Aumenta la tasa de hepatitis C entre adictos a las drogas intravenosas

Las muertes relacionadas con la hepatitis C ahora superan a las debidas al VIH
Aumenta la tasa de hepatitis C entre adictos a las drogas intravenosas
La hepatitic C es silenciosa y afecta a millones de personas en el mundo.
Foto: Shutterstock

Las tasas de hepatitis c recientemente reportadas aumentaron significativamente entre los jóvenes entre 2007 y 2015, según el Departamento de Salud Pública de California. Durante ese período, las tasas se dispararon un 55% entre los jóvenes entre 20 y 29 años y el 37% entre las mujeres jóvenes del mismo grupo de edad. El Departamento dice que el uso de drogas intravenosas entre los jóvenes aumenta el riesgo de infección y transmisión.

El aumento en los casos en California va de la mano de una tendencia nacional: mientras que la mayoría de los estadounidenses que ya viven con la hepatitis c son “Baby Boomers”, las personas de entre 20-29 años están experimentando el mayor número total de nuevas infecciones, inform en mayo los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El uso de drogas intravenosas se ha incrementado como consecuencia de la epidemia de opiáceos recetados. Y ese aumento en el uso de drogas inyectables está ligado al salto en la hepatitis c entre los jóvenes, dice Emalie Huriaux, directora de asuntos federales y estatales de Project Inform, que aboga en nombre de las personas con hepatitis c.

“Sabemos que la mayoría de las infecciones por hepatitis c están relacionadas con el uso compartido de equipos de inyección de drogas, por lo que este aumento de la hepatitis c entre los jóvenes está directamente relacionado con el aumento del consumo de drogas por inyección”, dice.

Huriaux agrega que el aumento de la hepatitis c entre los jóvenes no es sorprendente, pero sigue siendo una “tendencia desafortunada”, añadiendo que “las personas más jóvenes son a menudo más difíciles de involucrar en los sistemas para obtener el cuidado y el tratamiento que la gente mayor”.

 

hepatitis

Los funcionarios de salud del Estado dicen que la implementación de estrategias de prevención, incluyendo el acceso mejorado a jeringas estériles y más tratamiento para trastornos de uso de opiáceos, podría reducir la tasa de nuevas infecciones por hepatitis c entre los jóvenes drogadictos hasta por 60%.

Los funcionarios también recomiendan que todos los residentes que se hayan inyectado drogas, incluso una vez, y todas las personas nacidas entre 1945 y 1965, hablen con sus médicos acerca de conseguir la prueba para la hepatitis c.

El CDC dice que los baby boomers podrían haber sido infectados por equipos médicos antes de que se adoptaran las precauciones universales y los procedimientos de infección; de la sangre contaminada antes de que la revisión extensa eliminó virtualmente el virus del suministro de sangre en 1992; o de compartir agujas u otro equipo de drogas.

Se estima que 400,000 californianos viven con hepatitis c crónica, pero muchos no saben que están infectados, según los funcionarios de salud del estado. La infección crónica por hepatitis c puede llevar a serios problemas hepáticos, incluyendo cirrosis y cáncer hepático.

Las muertes relacionadas con la hepatitis c ahora superan a las debidas al VIH.