Aumentan los crímenes de odio en California

La ofensa más común en los delitos violentos de 2016 fue la intimidación

Guía de Regalos

Aumentan los crímenes de odio en California
Un agente coloca cinta policial en la entrada de una escuela judía en Los Ángeles que fue el blanco de grafiti discriminatorio, un acto que se considera como crimen de odio. (Getty Images)

Los crímenes de odio racial en California han aumentado un 21.3 % entre 2015 y 2016, según un informe presentado este lunes por la fiscalía general del estado que asegura que, entre 2007 y 2016, los delitos de odio con una base étnica o racial han sido los más comunes.

El análisis de los datos halló que los crímenes de odio en general aumentaron un 11.2% entre 2015 (837) y 2016 (931), al contrario de la última década que registró un 34.7 % de disminución en los reportes de delitos de odio pasando de 1,426 en 2007 a 931 en el 2016.

“Cuando alguien comete un delito motivado por el odio, no se trata sólo del ataque a una persona inocente sino de un ataque al estado completo y a nuestras comunidades”, aseguró hoy el fiscal general de California, Xavier Becerra, al presentar el informe.

El estudio encontró que en el periodo analizado los crímenes de odio originados por un sesgo racial representaron el 57 % del total, seguidos de aquellos originados por la orientación sexual que representaron un 22.5% y por la religión con 17.9%.

Los crímenes de odio contra hispanos en 2016 constituyeron el 16%, el segundo índice después de los delitos contra los afroamericanos con el 48.4%, que queda muy lejos de los blancos con un 10 % y de los asiáticos con un 4.2%.

El 73.4 % de los delitos de odio por la orientación sexual fueron contra gais (hombres), el 15,5 % contra homosexuales en general y el 8.7 % contra mujeres lesbianas.

En el 2016, el 64,8 % de los crímenes de odio fueron violentos, mientras que el 35.2% fueron actos realizados contra la propiedad.

La ofensa más común en los delitos violentos de 2016 fue la intimidación con 40.2 %, seguida del asalto simple con 30.9 % y el asalto agravado con 24.6%.

Aunque en 2014 se presentó el número más bajo de crímenes de odio basados en la etnia o la raza (412), el número en 2016 (519) fue similar al de 2012 (528) mostrando un aumento preocupante, según destacó el informe.

“Con el reporte de hoy podemos ver que las palabras importan y que la retórica discriminatoria no nos hace más fuertes sino que nos divide y pone en riesgo la seguridad de nuestras comunidades”, indicó el fiscal hispano.