Para los estudiantes de Colegio Comunitario Los Ángeles (LACC), hacer reír es cosa seria

Sigue a La Opinión en Facebook
Para los estudiantes de Colegio Comunitario Los Ángeles (LACC), hacer reír es cosa seria
Eden Vara, 24, de la clase de comedia revisa su monólogo con la ayuda de su profesora, la comediante Joanie Coyote. (Jacqueline García)

Para muchas personas, crecer en un pueblo tan pequeño donde solo hay dos semáforos puede ser deprimente. Para Yridia Ayvar, de 23 años, el pueblo de Bremen, Indiana, donde ella nació —y que tiene menos de 5,000 personas— ha sido su inspiración para crear comedia.

“Mi pueblo era tan pequeño que cuando iba a poner gas le hablaba a todas mis amigas para que me acompañaran”, dijo la joven cuando le tocó su turno de presentar su comedia en una clase. “Buena excusa para salir a pasear”, continúa mientras se ríe de sí misma la comediante novata.

Reírse o contar chistes en clase generalmente te genera problemas, pero Ayvar es una de 17 estudiantes – varios de origen latino – que están tomando una clase de comedia durante el verano en el Colegio Comunitario Los Ángeles (LACC) donde reírse y  hacer reír es necesario para aprobar la materia.

Yridira Ayvar practica frente a la clase su monologo de comedia. (Jacqueline García)

“Yo soy actriz pero siento que no estaba dando todo mi potencial y decidí tomar esta clase para aprender más”, dijo la joven de origen mexicano, quien emigró junto a sus padres a Bremen, Indiana. Hace dos años se mudó a Los Ángeles para probar suerte en la capital del entretenimiento, Hollywood.

“No sabía lo difícil que es escribir el material de chistes y después subirse a un escenario. Da miedo que [la audiencia] no se vaya a reír”, explicó Ayvar.

La clase de comedia es parte del Instituto Rodney Dangerfield (RDI), nombre que lleva en honor a un comediante de renombre en el mundo anglosajón.

El instituto RDI es el único en el país que se encuentra dentro de un colegio comunitario. Este ofrece cuatro clases: monólogos en escenario, comedia, comedia improvisada y una clase de comedia americana para películas.

El grupo de estudiantes de comedia junto a su instructora, la comediante Joanie Coyote. (Jacqueline García)

“LACC es la elección perfecta para tener este instituto tan innovador. Ahora los estudiantes tienen la oportunidad de estudiar comedia a un precio accesible en el corazón de Hollywood”, dijo Joan Dangerfield, la viuda de Rodney y presidenta honoraria de la junta asesora de RDI.

‘Traer mi vida a la comedia’

El estudiante Charlten Brío, de 40 años, tiene un poco más de experiencia en el mundo de la comedia. Se ha presentado anteriormente en lugares como Ice House, the Comedy Store y Flappers, todos estos clubes de comedia en Los Ángeles.

“Mi objetivo es poder hacer un show de una sola persona y traer mi vida a la comedia”, dijo Brío quien se identifica como el “pocho con colochos”.

“Si no puedes reírte de ti mismo no vas a poder vencer tus miedos”, dijo el hombre de origen nicaragüense.

Joanie Coyote, la instructora de la clase de comedia, dijo que en sus siete años como instructora disfruta que los estudiantes aprendan a salirse de su área de confort.

Charlten Brío ofrece opiniones en su clase de comedia en LACC. (Jacqueline García)

“Es bueno buscar en sus experiencias de vida para reírse y les enseñamos a editar y llegar al chiste solamente”, dijo Coyote. “Deben aprender a reírse, saber cuando callarse y cuando crear tensión, suficiente tensión para después hacer reír a la audiencia”, añadió.

Por su parte, ella se encarga de crear una crítica constructiva cuando los estudiantes están en el escenario.

LACC esta planeando dos eventos para los amantes de la comedia; uno será una lectura de una de las películas más famosas de Rodney Dangerfield – “Back to School” – el 6 de septiembre en LACC.

El otro será una noche de comedia al final de la clase de verano donde los estudiantes podrán presentar sus chistes ante una audiencia. La fecha y el lugar están por concretarse.

“Estamos muy honrados de celebrar el legado de Rodney Dangerfield con este instituto y estamos emocionados de poder compartir su comedia con las nuevas generaciones de estudiantes”, dijo Reneí D. Martínez, la presidente de LACC.