Top 5 autos clásicos más caros vendidos en subastas

E Top 5 autos clásicos más caros vendidos en subastas es una evidencia más de que el mercado de autos clásicos ha sufrido una alza de precios considerable en los últimos 10-15 años, con autos cuyo valor en las sietes…

autos clásicos más caros

E Top 5 autos clásicos más caros vendidos en subastas es una evidencia más de que el mercado de autos clásicos ha sufrido una alza de precios considerable en los últimos 10-15 años, con autos cuyo valor en las sietes cifras ha aumentado en más de 300%.

Es por eso que hemos visto récords de ventas que constantemente se rompen, aunque ahora parece estar nivelando y no subiendo tanto.

Antes de que se rompan otros récords, te presento los autos clásicos más caros subastados. Y digo subastados porque también se han llevado ventas privadas que han superado las cifras de estos autos, y también existen autos clásicos que no se han vendido pero que están valuados sobre cualquiera de los pertenecientes a esta lista.

Continúa leyendo para conocer todos los detalles del

E Top 5 autos clásicos más caros vendidos en subastas

Alfa Romeo 8C 2900B Lungo Spider 1939

Conocido también como el 2.9 derivado de su nombre y que a su vez viene de su motor L8 de 2,905cc, tan sólo se construyeron 39 autos sobre dicho chasis de los cuales únicamente 12 fueron Touring Spider y a su vez siete de esos contaban con la distancia entre ejes más larga.

La información más antigua que se tiene de este ejemplar data de 1949 y ubica el auto en Brasil, donde se separó el chasis de la carrocería.

Volverlos a unir fue una tarea extremadamente difícil, y en 1997 el auto completó su restauración. En agosto de 2016 el Alfa Romeo 8C 2900B Lungo Spider se vendió por $19,800,000 dólares convirtiéndolo en el auto previo de la II Guerra Mundial más caro jamás vendido.

Bugatti Royale Kellner Coupè 1932

A pesar de que fue vendido hace 30 años, éste auto sigue manteniendo un lugar importante en esta lista. Con un precio de venta de $9.7 millones el Royale Kellner Coupè hoy está valorado en más de $20.6 millones.

Ettore Bugatti planeaba vender 25 de estos autos a la realeza, pero en momentos de la Gran Depresión ni ellos quisieron gastar en lujos como éste, por lo que ninguno tuvo ese destino y tan sólo se produjeron seis de ellos.

Una de las características más especiales es su motor de 12.7 litros para aeronaves, lo cual lo vuelve uno de los motores más grandes jamás equipados en un automóvil y una joya entre coleccionistas.

No es difícil ver por qué se ha ganado este lugar entre los autos clásicos más caros jamás vendidos.

Jaguar D-Type 1955

Una silueta extremadamente sensual, un color inusual, y un pedigree de carreras que incluye la victoria en las 24 Horas de Le Mans de 1956 es una receta perfecta para entrar en los cinco autos clásicos más caros vendidos en subastas.

No se puede pedir mucho más. Este Jaguar D-Type pertenece a la raza de ganadores de dicha carrera de resistencia en 1955, 1956, y 1957, y del auto con el que Jaguar revolucionó el concepto del monocasco en los autos.

Perteneciente al equipo Ecurie Ecosse, que no era de fábrica y portaba los colores escoceses clásicos, éste D-Type número XKD 501 que se vendió por $2.78 millones en agosto de 2016, completó 2,507.19 millas a una velocidad promedio de 104.47 millas por hora, y alcanzó una velocidad máxima de 156.868 mph en la recta de Mulsanne.

Mercedes-Benz W196 1954

Este auto no es solamente especial porque de alguna manera es de los pocos autos de competición Mercedes-Benz que se ha logrado escapar de las manos de la marca teutona, sino porque en él Juan Manuel Fangio ganó el campeonato de Formula 1 en 1954 y 55, ganando un total de 8 carreras de 16 posibles.

Al igual que en esta época de la F1, el cambio de reglas en 1954 le dio una ventaja a Mercedes-Benz quien equipó un motor de 8 cilindros en línea, 2.5 litros, y 275 caballos de fuerza. Su precio de venta fue de $29,650,095 dólares.

Ferrari 250 GTO 1962

Posiblemente el Ferrari más deseado y uno de los autos más deseados por coleccionistas, el Ferrari 250 GTO se ha vuelto una leyenda entre los entusiastas.

El 250 GTO con número de chasis 3851GT fue comprado por Fabrizio Violati en 1965 y fue el 19º GTO en salir de la fábrica de Maranello, aunque algunos lo pueden considerar el 17º ya que dos autos previos usaron el motor de 4 litros del 330 GTO y no el 3 litros del 250.

Aunque tiene participó en varias carreras, el Gran Turismo Omologato no cuenta con alguna gran victoria en su haber, lo cual seguramente dañó su precio de venta ya que aunque algunos predecían que se vendería por hasta $60 millones, 3851GT “sólo” llegó a los $38.115 millones volviéndolo el número uno de los autos clásicos más caros que han sido vendidos en subastas.