Toyota se mudó a Texas e inauguró su nueva sede central

Toyota se mudó a Texas e inauguró su nueva sede central de operaciones para América del Norte, tras una inversión de mil millones de dólares. Hace tres años, Toyota anunció su iniciativa, llamada "Una Toyota", de crear más operaciones unificadas…

Toyota se mudó a Texas e inauguró su nueva sede central de operaciones para América del Norte, tras una inversión de mil millones de dólares.

Hace tres años, Toyota anunció su iniciativa, llamada “Una Toyota”, de crear más operaciones unificadas en América del Norte y una de las medidas para lograrlo era concentrar en un solo lugar sus equipos de ingeniería, ventas, mercadotecnia, servicios financieros y funciones corporativas de alta calidad.

Desde entonces, la compañía invirtió unos mil millones de dólares en el proyecto para construir su nuevo campus empresarial de 100 acres en Plano y trasladar a miles de empleados y a sus familias desde California, Kentucky y otros lugares al norte de Texas.

Ahora que la construcción está casi lista, se comenzó a ocupar el lugar a finales de la primavera y se mudan en promedio un par de cientos de empleados por semana, lo cual se estima que seguirá en fases hasta diciembre.

Toyota, que este año celebra su 60mo aniversario en Estados Unidos, hace mucho tiempo que es parte de la cultura estadounidense. El compromiso de Toyota con Estados Unidos incluye:

  • $23.4 mil millones en inversiones directas,
  • 10 plantas de fabricación y montaje en todo el país,
  • Casi 1,500 concesionarios Toyota y Lexus y
  • 136,000 empleados directos y de concesionarios.
  • Además, previamente este año Toyota anunció que gastará $10 mil millones en inversiones de capital en EE. UU. durante los próximos cinco años, un desembolso que incluye la construcción de su sede central en Plano y mejoras a sus fábricas existentes.

Toyota se mudó a Texas e inauguró su nueva sede central

La compañía tendrá puestos para hasta 4,000 empleados de Toyota en Plano. Además de los empleados que elijan trasladarse, Toyota anunció previamente que contrataría más de 1,000 empleados nuevos de la zona y de otros lugares.

Más de 90% de los nuevos empleados contratados el año pasado para puestos en Plano fueron del mercado del norte de Texas. Toyota ya llenó más de 75% de sus vacantes.

El nuevo campus empresarial, inspirado por la visión de Una Toyota y enfocado en la sostenibilidad

El nuevo campus respalda la visión “Una Toyota” de la compañía con espacios que crean y fomentan, de manera intencional, un ambiente transparente; promueven la diversión del descubrimiento y hacen de Toyota un lugar al que las personas quieren venir a colaborar e innovar. Entre los siete edificios hay un gran patio central que funciona como el corazón, simbólico y literal, de todas las funciones sociales y comerciales, con un comedor, gimnasio y salón de conferencias.

Además, Toyota demuestra su compromiso con la sostenibilidad y se enfoca en el medio ambiente ya que está tratando de obtener la certificación LEED Platino del Consejo de Edificios Verdes de Estados Unidos (U.S. Green Building Council) al ofrecer:

  • Un jardín y espacio exterior que reflejan el hábitat natural, con plantas resistentes a la sequía
  • Un enorme sistema de más de 20,000 paneles solares con una potencia de 8.79 megavatios
  • El compromiso de usar solo energía renovable y comprar toda la electricidad no generada por los paneles solares a granjas que generan energía eólica en Texas
  • Un sistema de recolección y aprovechamiento de agua pluvial para el riego de hasta 400,000 galones
  • Los profesionales a la cabeza de este proyecto incluyen una serie de empresas con sede en Dallas: KDC Real Estate Development & Investments, a cargo del desarrollo y la construcción del campus; la firma de arquitectura Corgan Associates, a cargo del diseño del campus; y Austin Commercial, a cargo de la gestión de la construcción. Además, la empresa de bienes raíces comerciales JLL fue la representante del arrendatario.

La construcción en el campus incluyó verter más de 142,500 yardas de hormigón, instalar más de 12 acres de vidrio y suficiente piedra caliza de Texas para alcanzar el peso de 340 camionetas Toyota Tundra edición 1794 fabricadas en Texas.

En el momento pico de la construcción, había unos 2,000 trabajadores a diario en el lugar, quienes trabajaron más de cinco millones de horas en el proyecto.