Revelan plan para limpiar vecindarios afectados por Exide, pero los vecinos no se lo creen

La limpieza la harían en un periodo de dos años, la gente desencantada quiere hacer los trabajos por su cuenta
Sigue a La Opinión en Facebook
Revelan plan para limpiar vecindarios afectados por Exide, pero los vecinos no se lo creen

El Departamento de Control de Sustancias Tóxicas de California (DTSC) reveló esta semana su plan final de limpieza de la tierra en las casas  alrededor de la desaparecida planta recicladora de baterías Exide en Vernon, pero los vecinos afectados ya no tienen confianza en los esfuerzos gubernamentales.

Teresa Márquez, una abuela hispana que vive en el radio de 1.7 millas dentro de la zona afectada por la contaminación, dijo que no le tiene nada de fe, ni cree en el DTSC.

En cuatro años solo han limpiado 186 casas. Ellos han fallado y estamos decepcionados”, señaló

Marquez, a quien nunca le han ido a limpiar su patio porque le dicen que no tiene hijos en su casa, hizo ver que los vecinos le apuestan mejor a que se ponga en vigor una ley aprobada por el gobernador Jerry Brown en 2016 para que por cada batería que se venda en California se cobre dos dólares que en parte se dedicarán a limpiar la tierra de los vecindarios afectados con plomo procedente de Exide.

“Esa ley va a generar millones de dólares para la limpieza. El problema ha sido que no se han hecho las provisiones para que se pueda implementar. Pero ya debíamos estar colectado esos fondos”, indicó.

Hizo ver que una vez con los recursos, el grupo de vecinos se encargará de buscar una compañía que haga la limpieza de los patios y jardines afectados con el plomo de Exide.

Trabajadores remueven terreno contaminado del jardín de una casa cerca de Exide. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Trabajadores remueven terreno contaminado del jardín de una casa cerca de Exide. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Limpieza comenzaría cuanto antes

El plan de limpieza del DTSC contempla limpiar alrededor de 2,500 propiedades en un radio de 1.7 millas alrededor de la empresa clausurada en un periodo de dos años.

“El DTSC está comprometido en un amplio alcance público y trabajar con la comunidad para preparar el plan de limpieza y asegurar que la comunidad esté protegida durante este proyecto ambicioso”, dijo la directora del DTSC, Bárbara A. Lee.

“Esta es la limpieza más grande que jamás se haya hecho en California. Estamos impacientes por remover el plomo del suelo de las casas de las familias afectadas con las operaciones de las antiguas instalaciones de Exide”, comentó.

Una semana antes de este anuncio, la supervisora Hilda Solís, junto con la Agencia de Salud del Condado de Los Ángeles, revelaron los resultados de un sondeo de salud comunitario en las áreas afectadas por Exide. Tres de cada cuatro vecinos reportaron estar preocupados de que alguien en su familia pudiera envenenarse o contraer cáncer por vivir en los vecindarios que rodean las instalaciones de Exide.

Además, el 65% de las familias encuestadas dijeron que si bien sus patios fueron evaluados para detectar plomo, más de la mitad nunca recibieron los resultados. Y casi la mitad no estaban satisfechos con el progreso de las actividades.

La Supervisora Hilda L. Solis respondió al plan anunciado que  está profundamente desanimada. “Esta comunidad ha sufrido bastante, no sólo a manos de Exide, sino a manos del DTSC que permitió a Exide operar con un permiso ‘temporal’ durante 33 años”.

Señaló que el plan de limpieza de DTSC no aborda las preocupaciones razonables planteadas por la comunidad y por lo tanto no mantendrá a los niños seguros, ni garantizará que el plomo que ha sido rastreado en casas durante décadas sea adecuadamente eliminado. ” La limpieza cuadra por cuadra, y al interior de las casas, deben ser parte de la ecuación”, apuntó.

Prioridades

Para seleccionar las propiedades que serán limpiadas, el DTSC evaluará las casas que tengan los más altos niveles de plomo en la tierra y el riesgo más grande de exposición.

De acuerdo a un análisis del DTSC hecho a varias muestras de las propiedades, dieron a conocer que el plan de limpieza se hará de la siguiente manera:

En las propiedades residenciales con una concentración de plomo mayor a las 400 partes por millón o más.

Y en los centros de cuidado de menores que tengan una concentración de más de 80 partes por millón que no hayan sido limpiadas.

Primero se consiguió el cierre. Pero ahora los residentes luchan por que se limpien sus hogares.

Debido al tamaño de la limpieza, y en respuesta a las preocupaciones de la comunidad, DTSC necesita completar un reporte de impacto al medio ambiente antes de que la limpieza continúe.

Después de aprobar el plan y certificar el reporte, el DTSC abrirá el concurso para otorgar los contratos de limpieza y espera asignarlos a los ganadores en agosto.

En el transcurso del mes entrante, esperan llevar a cabo una serie de reuniones comunitarias para que los residentes aprendan sobre el proceso de limpieza y hagan  preguntas relacionadas con sus propiedades.

La limpieza consistirá en remover la tierra contaminada, reemplazarla por tierra limpia, zacate y granito desintegrado.

Ley para cobrar por venta de baterías

La ley firmada por Brown autoriza a que a partir del 1 de abril pasado se cobren dos dólares por batería comercializada. Un dólar sería pagado por la compañía fabricante por cada batería vendida. El consumidor pagaría un dólar por cada compra.

Se espera generar 26 millones de dólares anuales que serán depositados en el Fondo de Limpieza de Baterías con Plomo y usados para investigar, evaluar, limpiar, remediar, remover y monitorear, o responder de cualquier manera a cualquier área en el estado que haya sido contaminada con instalaciones de reciclaje.

A partir del 1 de abril de 2022, los fabricantes no tendrán que colectar el cobro de un dólar, sino que los consumidores pagarán los dos dólares cuando compren baterías con plomo.