Canadá compensará a Omar Khadr, el “niño soldado” que fue preso en Guantánamo

Lo capturaron en Afganistán en 2002, fue torturado y pasó 10 años preso en Guantánamo. Ahora recibirá US$8 millones del gobierno de Canadá. Te contamos por qué
Canadá compensará a Omar Khadr, el “niño soldado” que fue preso en Guantánamo
Khadr con 14 años de edad.
Foto: Wikipedia Dominio Público

En 2002 fue capturado en Afganistán. Tenía apenas 15 años y pasó una década en la prisión estadounidense de Guantánamo, en Cuba.

Omar Khadr, quien tiene nacionalidad canadiense, era conocido como el “niño soldado” y fue declarado culpable en 2010 de asesinar a un sargento del Ejército de Estados Unidos.

Este viernes, casi 15 años después de su arresto, el gobierno de Canadá aprobó una compensación económica de alrededor de US$8 millones a su favor.

El motivo, Canadá reconoce complicidad con Estados Unidos en la violación de los derechos constitucionales de Khadr.

El gobierno de ese país, además, se disculpó “por cualquier papel que los funcionarios canadienses puedan haber jugado en relación a su calvario en el extranjero y cualquier daño resultante”.

Muros de la prisión de Guantánamo
El caso de Khadr, quien ahora tiene 30 años, fue conocido en todo el mundo. AFP

El “niño soldado”

El caso de Khadr, quien ahora tiene 30 años, fue conocido en todo el mundo y se convirtió en uno de los casos emblemáticos usados por los promotores del cierre de la prisión estadounidense en la bahía de Guantánamo.

Fue condenado por cinco crímenes, incluyendo lanzar una granada que mató al sargento Christopher Speer en 2002 .

Durante su detención, numerosas organizaciones internacionales, entre ellas UNICEF, instaron al gobierno canadiense a que solicite la extradición del “niño soldado” y así liberarlo de su tortuosa estadía en Guantánamo.

Las torturas a las que fue sometido Khadr afectaron la motricidad de uno de sus brazos.

El joven afirmó años después que sus confesiones a los funcionarios estadounidenses fueron hechas bajo coacción.

La Corte Suprema de Canadá encontró dos veces que el Estado canadiense violó los derechos constitucionales de Khadr, sosteniendo que los funcionarios canadienses habían sido cómplices en el maltrato de Khadr y habían contribuido a su detención.

En 2010, la máxima entidad judicial dictaminó que fue interrogado bajo “circunstancias opresivas” .

Celdas de castigo de Guántanamo. JIM WATSON/AFP

“Esperamos que esta expresión y el acuerdo negociado alcanzado con el Gobierno lo ayuden en sus esfuerzos por comenzar un nuevo y esperanzador capítulo en su vida con sus compatriotas canadienses”, dijeron la ministra de Relaciones Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, y el ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale, en un comunicado.

El gobierno liberal se negó a revelar oficialmente la cantidad de la solución legal, a pesar de que el monto se filtró ampliamente a numerosos medios de comunicación.

Khadr demandaba al gobierno canadiense por US$20 millones acusando a Canadá de conspirar con Estados Unidos en la violación de sus derechos constitucionales.

La compensación

El ministro Goodale, en una conferencia de prensa este viernes. afirmó que llegar a un acuerdo de compensación ” era el único curso razonable“.

El servicio de noticias estatal canadiense informó que el gobierno liberal de Trudeau quería adelantarse a un intento legal de la viuda del sargento Speer para impedir que Khadr recibiera fondos.

El abogado de la mujer presentó una demanda ante el Tribunal Superior de Ontario, en Toronto, hace unos meses en un intento de bloquear cualquier posible pago a Khadr.

Goodale, sin embargo, negó que el acuerdo hubiese sido apresurado ante el recurso legal de la viuda del militar estadounidense.

Khadr fue repatriado a Canadá en 2012, después de llegar a un acuerdo para dejar Guantánamo y cumplir el resto de su condena su país.

Fue puesto en libertad bajo fianza en Canadá en 2015.

Controversia

El caso del niño soldado dividió la opinión pública en Canadá.

Sus defensores argumentan la juventud que tenía Khadr en el momento de su detención, sin embargo otros argumentan que ya era un combatiente radicalizado en el momento de su captura .

Khadr fue llevado a Afganistán por su padre, un miembro de la red extremista al-Qaeda.

Pasó su infancia entre Canadá y Pakistán.

La noticia de que Khadr estaría recibiendo compensación reavivó la controversia.

Una organización civil recolectó más de 50,000 firmas en dos días oponiéndose a cualquier compensación para Khadr.

En una entrevista con la Canadian Broadcasting Corporation publicada el viernes, Khadr dijo que ahora era una persona diferente al adolescente capturado en Afganistán.

Dijo que esperaba que la controversia sobre la compensación a su favor no provoque dolor en las personas.

“Y si lo hace, realmente lo siento”.