Aumenta la presión para eliminar a notarios y consultores de migración en California

Suelen dar consejo legal a sus clientes, sin tener la autorización, y los ponen -en ocasiones, en riesgo de procesos de deportación
Aumenta la presión para eliminar a notarios y consultores de migración en California
Ángel Torres y su mujer Rosa Cruz
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Si de algo se arrepiente Ángel Torres es de haber recurrido a una reconocida organización de notarios y consultores de migración de Los Ángeles en busca de alivio migratorio.

Olvídese del dinero. Me hicieron perder la oportunidad de haber obtenido una Visa U hace 20 años cuando fui víctima de un secuestro”, dice.

Torres acudió a dicha organización después de que reportó a la policía el crimen que sufrió.  “Los mismos oficiales de la policía me recomendaron buscar a alguien que me ayudara con mi caso de migración. Ellos me ofrecieron dar la certificación policial como víctima de un crimen”, recuerda.

Ángel Torres asegura haber sido víctima de estafa migratoria por parte de una organización de notarios reconocida a nivel nacional. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Así que acudió a una organización muy conocida de la cual prefiere no dar su nombre, pero dice que estaba muy de moda en los años 90.

Sin embargo, se llevó el chasco de su vida ya que le daban largas y nunca hicieron nada. “Gasté entre 4,000 y 5,000 dólares”,  se lamenta.

El inmigrante mexicano, padre de cuatro hijos, confiesa que la experiencia lo dejó sintiéndose engañado y defraudado. “Quisiera que no le pasara a nadie. Yo estaba recién llegado a Estados Unidos. Y como en México un notario es un abogado, no sabía que aquí los notarios ni son abogados ni te dan representación legal en ningún lugar. Mi recomendación es que nunca asistan con un notario, sino no es más que para llenar un papel”.

Una historia que se repite

Hace tres años, Torres acudió a la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA). En un mes, consiguió la certificación policiaca y está en proceso de obtener la Visa U, que se da a víctimas de un crimen. “Ya me dieron mi permiso de trabajo”, comenta.

La historia de Torres no es única. Ha pasado miles de veces, dijo la asambleísta demócrata de Salinas, Anna Caballero. Ella es autora de la medida AB638 que busca modernizar una ley de hace tres décadas que creó los servicios de los consultantes de migración en el estado.

“A pesar de que tienen prohibido dar consejo legal, los consultores y notarios lo dan, y por muchos años han cobrado de más a nuestras familias”, dijo Salinas.

La medida AB638 prohibiría los servicios de consultoría de migración, a menos que las personas a cargo de estas agencias sean abogados practicantes o representantes acreditados por el gobierno federal.

La asambleísta Anna Caballero y la concejal Nury Martínez unen fuerzas para que se apruebe la medida AB638 que eliminaría a los notarios y consultores de migración en California. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Nace a partir de que muchos notarios fingen ser abogados o expertos en migración, dijo

“En este clima de miedo a las deportaciones, las familias de inmigrantes buscan ayuda desesperada y frecuentemente son engañados, víctimas de fraude de los notarios. Lo más grave es que provocan la separación de nuestras familias”, señaló la concejal de Los Ángeles, Nury Martinez, quien respalda la medida.

La AB638 ya fue aprobada por la Asamblea en Sacramento. Este martes será escuchada en el comité judicial del Senado. Si recibe los votos necesarios pasará a otro comité y al pleno de la Cámara Alta de la legislatura estatal.

Angélica Salas, directora de CHIRLA, dijo que están muy preocupados porque hoy más que nunca se requiere disponer de asistencia legal migratoria confiable para la comunidad.

“El crecimiento de la industria de los consultores de migración que pueden no tener mala intención, con un mal consejo dañan a nuestra comunidad seriamente y la ponen en proceso de deportación”, enfatizó.

Recalcó que los consultores de migración no son expertos entrenados y no le rinden cuentas a nadie.

Arruinan sus probabilidades

Una inmigrante centroamericana cuyo nombre no fue revelado buscó la ayuda de un notario o consultor de migración para que la ayudara a renovar su Estatus de Protección Temporal (TPS).

Ella estaba retrasada un día en la fecha límite para la renovación. El consultor nunca le dijo que de cualquier forma había una manera de renovarlo.

Como resultado, no solicitó la renovación y se quedó en el limbo. Eso sí, le pagó al consultor 4,500 dólares por el mal consejo que recibió.

En la actualidad, en las oficinas de CARECEN tratan de ayudarla para ver si puede obtener un permiso de trabajo en un futuro cercano, contó Daniel Sharp, director legal de la organización.

El director legal de CARECEN Daniel Sharp, dijo que el proceso migratorio se ha vuelto más complejo y no es una idea radical el concepto de la supervisión de un abogado. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

Otra inmigrante, de nombre María, buscó la ayuda de un notario en la ciudad de Bell. Necesitaba que le llenaran la forma I-601(a) la solicitud para una exención de presencia legal provisional.

El consultor le recomendó no presentar las declaraciones juradas. El caso le fue negado debido a la falta de declaraciones y porque el papeleo no fue llenado apropiadamente.

María le pagó 3,000 dólares al consultor. Cuando le pidió que le regresara el dinero, éste le gritó a ella y a su hija. Le dijo que solo le regresaría el dinero si iba con un abogado.

La inmigrante mexicana buscó finalmente la ayuda de un abogado de migración y presentó una queja contra el notario en la Oficina de Asuntos del Consumidor.

Ángel Torres aconseja ir con notarios solo para asuntos que requieran el llenado de papeles pero para un alivio o caso de migración, lo mejor es un abogado de migración. (Photo by Aurelia Ventura/La Opinion)

“Nos están criminalizando”

Guadalupe Gómez, quien por 30 años ha prestado sus servicios como preparador de impuestos y consultor de migración en Santa Ana, dijo que si la propuesta de ley de Salinas se aprueba se perderán miles de empleos en California.

“Nos quieren criminalizar. Nosotros nunca hemos tenido una queja. Yo empleo a ocho personas todo el año, tengo asegurado el negocio con más de 100,000 dólares. Y ayudamos a miles de personas de bajos recursos”, recalcó.

A su juicio, los fraudes los cometen tanto abogados como consultores. “Los que obramos bien que nos dejen trabajar. Y quien la haga, que la pague. No nos pueden acusar de rateros a los que hemos trabajado bien y ayudado a llenar papeles a la gente de escasos recursos”, destacó.

Gómez, quien asegura haber dado 20 años de su vida a las organizaciones no lucrativas y ser fundador del Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM), siendo su primer presidente y expresidente de la Federación de Clubes Zacatecanos, así como gestor del programa Tres por Uno, dijo que si se hace ley esta medida, tendrá que descansar a mitad de sus empleados.