Presionan para que México brinde albergue a niños migrantes

No hay suficientes albergues frente al incremento de menores centroamericanos en tránsito
Sigue a La Opinión en Facebook
Presionan para que México brinde albergue a niños migrantes
Vivir con miedo

MÉXICO.-   En la Cámara de Diputados quieren obligar al Estado mexicano a garantizar albergue a los niños migrantes. Hasta ahora sólo lo hace por buena voluntad y para responder a los tratados internacionales de protección a la infancia que no hablan específicamente de la niñez indocumentada o de retorno.

“Lo que hemos visto es que los gobiernos locales no invierten,  no gastan recursos y dejan toda la carga al gobierno federal y éste a su vez no lo está haciendo bien”, argumentó el diputado Tomás Montoya, promotor de una iniciativa de reforma a la Ley de Migración en entrevista con este diario.

El principal problema es que no hay suficientes albergues frente al incremento de niños centroamericanos en tránsito (principalmente de Honduras, El Salvador y Guatemala) que quieren llegar a Estados Unidos o que son deportados por el endurecimiento de las políticas hostiles del presidente Donald Trump.

En lo que va del presente año se han registrado 25,694 detenciones de niños migrantes  no acompañados (nna); de los cuales, 3,717 son mexicanos, según el más reciente reporte de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos El resto se trata de un flujo de niños centroamericanos cada vez mayor: en 2012 México detuvo a 6, 107; en 2013 sumó 9, 630; en 2014 aumentaron a 19,549, y en 2015, con 30, 704.

“Estos menores están en muy alta vulnerabilidad y deben ser atendidos por el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia en los estados”, dijo Montoya.

Su iniciativa promueve modificar el artículo 29 de la Ley de Migración que en 2011, cuando fue creada, no contempló este problema.

“Se deben Habilitar espacios de alojamiento o albergues que brinden la atención adecuada a niñas, niños y adolescentes migrantes y garantizar su protección en tanto el Instituto Nacional de Migración resuelva su situación migratoria”.

Actualmente el DIF sólo atiende a niños de 0 a 12 años y canaliza a instituciones de la sociedad civil a los adolescentes que quedan expuestos a diversos problemas de seguridad y atención porque los activistas no pueden obligarlos a permanecer en sus instalaciones.

Las nuevas políticas del presidente estadounidense para atender el arribo de niños migrantes no acompañados (que sólo considerará no acompañado si no tiene un padre o tutor legal que lo acoja allá) implica también un reto para México que ya comienza a vivir un número creciente de solicitudes de asilos para menores víctimas de delincuencia organizada en sus países.

“Es importante fortalecer la red de albergues en este momento”, insistió Montoya previo a la apertura del segundo periodo de legislativo de sesiones que arranca en septiembre..