5 claves para entender el escándalo de Trump Jr. por “Rusiagate”

¿Es esto una "cacería de brujas" como afirma el presidente Trump?
Sigue a La Opinión en Facebook
5 claves para entender el escándalo de Trump Jr. por “Rusiagate”
Una nueva línea de investigación se abrió en el "Rusiagate".

NUEVA YORK – Por más inocente que él viera su encuentro con una abogada rusa durante el proceso electoral de 2016, Donald Trump Jr., hijo mayor del presidente Donald Trump, cimbró con ello la Casa Blanca y dio nuevas pistas para entender el “Rusiagate”.

La información revelada por The New York Times fue minimizada por los Trump, tanto del padre como del hijo, pero la reunión que el segundo tuvo con Natalia Veselnitskaya le dará a los comités de Inteligencia del Congreso y al fiscal especial, Robert Mueller, nuevas pistas sobre el tema.

De entrada, hay que dejar claro lo que se investiga: la inejerencia del gobierno ruso en la elecciones de 2016, así como la colusión de personal de campaña del entonces candidato republicano.

A partir de ahí, se han desatado historias que parecen paralelas, pero terminan por converger en el mismo caso. ¿Qué tiene que ver lo recién revelado sobre Trump Jr.?

El hecho

La reunión en la Torre Trump, el 9 de junio de 2016, y de acuerdo a los correos electrónicos revelados por el propio Trump Jr., confirma que se ofreció información que podría haber afectado a la entonces candidata Hillary Clinton. La abogada aseguró que el hijo mayor del presidente buscaba “desesperadamente” esa información. Esto es importante, ya que se investiga que los rusos buscaban beneficiar al entonces candidato republicano, afectando a la demócrata.

Los involucrados

El único nombre nuevo que aparece es el de Trump Jr., porque además de él, estuvieron en la reunión Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump, y el entonces jefe de campaña del republicano, Paul Manafort. Ambos son parte de las investigaciones que ya corren su curso.

La abogada

Natalia Veselnitskaya está ligada al gobierno ruso, pero en Estados Unidos saltó a la fama por el encuentro que ahora nos ocupa. Arribó a Estados Unidos en medio de una disputa entre los gobiernos estadounidense y de Rusia sobre la “Ley Magnitsky”, aprobada por el Congreso en 2012, para incluir a los rusos como sospechosos de abusos contra los derechos humanos. La ley fue nombrada así en honor a Sergei Magnitsky, un abogado ruso que acusó a funcionarios de su país de crímenes financieros, pero luego murió en la prisión, donde estaba detenido por cargos de evasión de impuestos.

El contacto

En su cuenta de Twitter, Trump Jr. dio a conocer la cadena de correos electrónicos que intercambió con Rob Goldstone, un publicista inglés con importantes negocios en Moscú, incluyendo Oui 2 Entertainment, empresa que representa a Emin Agalarov, una estrella del pop ruso cuyo nombre es mencionado en los correos electrónicos, así como el de su padre, Aras Agalarov, que participaron en Miss Universo en Moscú y fueron fotografíados con el presidente Trump en 2013.

La postura de Trump

El presidente Trump mantiene su discurso sobre una “cacería de brujas” por parte de sus opositores, y defendió a su hijo a través de Twitter: “Mi hijo Donald hizo un buen trabajo anoche. Fue abierto, transparente e inocente. Ésta es la mayor gran cacería en la historia política. ¡Triste!”.

Un abogado

A pesar de que afirman no haber cometido ningún tipo de ilegalidad, el hijo del presidente contrató a Alan Futerfas, un famoso abogado criminal para que atienda su caso, informó Reuters. El defensor saltó a la fama en 1994, cuando llevó el caso de varias personas acusadas por participar en la muerte de 10 personas, y se enteró que un hombre de la mafia era informante del FBI que pudo provocar la pelea que terminó en la masacre. Futerfas desató la teoría de que el gobierno creó el conflicto para concretar decenas de detenciones. El jurado le creyó y miembros de la familia Colombo fueron absueltos y otros ganaron sus casos más tarde.