Janet Murguía: “No necesitamos un puesto en la mesa de Trump”

En entrevista con La Opinión, Janet Murguía reitera que la defensa de los hispanos es la prioridad de “UnidosUS”

Guía de Regalos

Janet Murguía: “No necesitamos un puesto en la mesa de Trump”
La presidenta de "UnidosUS", Janet Murguía, dijo que NCLR necesitaba un cambio de nombre para fomentar la inclusión.

WASHINGTON.- La presidenta del otrora Consejo Nacional de La Raza (NCLR), Janet Murguía, afirmó este miércoles que el principal grupo latino en EEUU cambió de nombre a “UnidosUS” pero mantiene en su ADN la defensa de la comunidad latina, aún cuando no tiene un puesto “en la mesa” del presidente Donald Trump.

“Si la gente dice que no estamos en la mesa con Trump, pues no es allí donde están sucediendo cosas para nuestra comunidad. No necesitamos estar en su mesa, comiendo sus ´taco bowls´ o lo que sea… tenemos que movilizarnos y enfocarnos en otras áreas”, dijo Murguía en entrevista telefónica desde Phoenix (Arizona), cuna del grupo nacional y que fue sede de su conferencia anual.

NCLR realizó su última conferencia anual en Phoenix con ese nombre, para dar paso a “UnidosUS”. Foto: NCLR.

Murguía dijo que si bien la Casa Blanca ha excluido a los principales grupos hispanos del diálogo nacional, “UnidosUS” es un “llamado a la acción”, y seguirá enarbolando la causa de la principal minoría étnica en el país.

Trump “nunca va a cambiar, nunca ha demostrado que puede cambiar su punto de vista sobre nuestra comunidad pero él no es el único factor que determine cómo se hacen las cosas en Washington”, señaló Murguía, quien prometió que su grupo “protegerá y defenderá a la comunidad hispana, y sus logros” contra cualquier repliegue por parte de la Administración.

“Cuando tengamos a un presidente que entienda y valora quiénes somos como comunidad, que ofrezca algún terreno común, allí estaremos, representando a nuestra comunidad. Pero no vamos a buscar un acercamiento con alguien… que tanto le ha faltado el respeto a nuestra comunidad, como lo ha hecho él”, apuntó.

“UnidosUS”, que cuenta con una extensa red de cerca de 300 organizaciones de base en todo el país, apuesta ahora por una estrategia y un plan de acción centrados en presiones ante ambas cámaras del Congreso, los gobiernos locales y las legislaturas estatales, para promover medidas que agilicen el avance social de los hispanos, dijo.

Según Murguía, las prioridades incluyen el combate contra “medidas migratorias draconianas” y el muro fronterizo;  la lucha contra recortes a programas educativos y sociales; la inclusión plena de los latinos en el Censo; la defensa del derecho al voto, y la defensa de “Obamacare” para la cobertura médica de los hispanos, y esfuerzos por mejorar, no anular, esa ley.

Génesis del cambio

El cambio es producto de más de tres años de consultas y deliberaciones sobre la “marca de NCLR” con diversos bloques de la comunidad hispana, y el deseo de “conectar” con audiencias alejadas de su órbita, como los “Millennials”, los inmigrantes con solo dominio del español, y miembros de las capas profesionales, explicó Murguía.

Ese proceso incluyó reuniones con líderes individuales y en grupos, y encuestas nacionales en internet con las diversas comunidades latinas en todo el país.

El resultado fue descubrir “un fuerte apoyo a nuestra misión y nuestra labor” pero también que el nombre de NCLR era obsoleto, “no resonaba” con muchas personas, y se había convertido en una “barrera” para un mayor acercamiento, especialmente con los más jóvenes, explicó.

“NCLR” se originó en 1968 –fue precedido por el “Southwest Council of La Raza”-, durante un año de grandes convulsiones sociales en EEUU, donde las mujeres y los afroamericanos luchaban por reafirmar su identidad, y también por la justicia, la inclusión social y el respeto a sus derechos.

Casi medio siglo después, según datos del Censo, los hispanos han conformado cerca del 50% del crecimiento poblacional en EEUU, y como bloque demográfico son una comunidad más diversa, debido a matrimonios interraciales, y más joven.

“La Raza seguirá siendo parte de nuestro ADN. No cambiará lo que hacemos, lo que cambiará es cómo comunicamos nuestro mensaje, para mantener nuestra relevancia en la comunidad”, dijo Murguía, al precisar que el cambio sirve de antesala a las celebraciones del 50 aniversario de la organización.

Por ahora, no hay celebraciones a la vista porque, según explicó, los retos son tan numerosos como profundos, en unos momentos en que la comunidad afronta problemas de supresión del voto, medidas punitivas contra la población indocumentada, y trabas para su avance social.

“UnidosUS” hace doble referencia a EEUU como país y a la unidad de los latinos, pero no tiene fácil traducción cultural al español, pero eso fue intencional porque el grupo atiende los intereses de los hispanos en este país.

Reacciones mixtas

Algunos grupos y analistas aplaudieron el cambio como una reinvención sana y oportuna, que además promoverá la inclusión, al desechar el sustantivo de “La Raza”, que era motivo de orgullo entre los chicanos desde antes de la década de los 60, pero desde siempre generó controversias entre el resto de la comunidad.

Otros expresaron dudas de que ese cambio de piel vaya necesariamente a tener un impacto, ante una comunidad aquejada de fragmentación durante décadas.

“Yo puedo entender por qué surgen interrogantes sobre esto, pero a fin de cuentas sí creo que la gente entenderá que nuestra misión es una de inclusión, y que simplemente nos estamos adaptando a la evolución de nuestra comunidad”, subrayó.

De hecho, según observadores, uno de los continuos retos para “UnidosUS” será el representar los intereses de una comunidad multiétnica y multicultural.

Murguía acaparó titulares porque en marzo de 2014 llamó “deportador en jefe” al expresidente Barack Obama por haber deportado a cerca de tres millones de personas durante su mandato, pero hoy bromeó que no ha decidido qué mote le pondrá a Trump.

“Hay muchos de entre los que se puede escoger, es difícil escoger uno. Lo cierto es que nosotros vamos a estar luchando por nuestra comunidad y contra cualquier esfuerzo por replegar nuestros logros… eso no cambiará en el futuro”, enfatizó.