El caso de la familia de Lara López es otro ejemplo de la “crueldad” de la política migratoria de Trump, dicen activistas.