Una telaraña de túneles bajo el suelo de Los Ángeles

Así se va construyendo la línea de Metro que unirá Expo/Crenshaw con LAX
Una telaraña de túneles bajo el suelo de Los Ángeles
Trabajadores de Metro en el túnel.
Foto: Captura vídeo CBS2.

Una nueva y gigantesca red de túneles ferroviarios se está construyendo a unos 100 pies de profundidad bajo la superficie de Los Ángeles, por la cual circulará la línea de tren ligero que unirá la Línea Expo en Crenshaw, pasando por Inglewood y hasta el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX).

Metro dice que esta zona tiene más pasajeros en tránsito que cualquier otro punto de Los Ángeles. Una vez acabada, esta línea de tren ligero contará con casi 9 millas de recorrido y seis estaciones. Además, costará unos 2,000 millones de dólares.

Pero hasta la fecha, lo que se ven son cientos de trabajadores bajo tierra y grandes máquinas perforadoras. “Toda la perforación realizada con una tuneladora está hecha”, dijo a a CBS2 Charles Beauvoir, director del proyecto, “pero algunos de los túneles que no utilizan tuneladora todavía están en construcción”, informó.

Crear un túnel no es un proceso rápido, sólo para perforar una porción de media milla se necesitan unos tres meses. “La velocidad máxima que hemos alcanzado es de unos 150 pies por día, y nos preocupaba que pudiéramos recibir una multa de la policía”, bromeó sarcástico Beauvoir.

Esta línea unirá Expo/Crenshaw y la Línea Verde con LAX (Metro).

En Hyde Park, una zona al sur de Los Ángeles, los túneles son mucho menos profundos. Los trabajadores llaman a esto un “corte y cubierta”, cortando a través de la calle y cubriéndolo todo después.

El otro extremo de la línea de ferrocarril cruza la concurrida autopista 405. Los trabajadores utilizaron un viejo puente ferroviario para apoyar la nueva estructura. Este proceso duró 19 horas y se emplearon 150 camiones de hormigón, según Beauvior.

Esta línea ferroviaria conectará con LAX y la Línea Verde. Un sistema de transporte automatizado se encargará de llevar a los viajeros de una a otra terminal.

Se espera que esta línea de tren ligero esté terminada en un año y medio. “Creo que el sistema ferroviario es el camino hacia el futuro en Los Ángeles para mitigar toda la congestión”, sentenció Beauvior.