Más pruebas refuerzan versión de joven deportado en mitad de la noche a pesar de tener DACA

Abogados intentan que juez ordene que el gobierno permita la entrada de Juan Manuel Montes a los Estados Unidos y le restaure el DACA que le quitaron por la supuesta salida voluntaria del país que alega la Patrulla Fronteriza.
Sigue a La Opinión en Facebook
Más pruebas refuerzan versión de joven deportado en mitad de la noche a pesar de tener DACA
Juan Manuel Montes, joven de 23 años con permiso DACA que fue deportado en forma presuntamente ilegal, según demanda (Foto: proporcionada)

En la mañana del sábado 18 de febrero, el joven Juan Manuel Montes se levantó bien temprano y se fue a trabajar al campo en el Valle Imperial. Después de trabajar regresó a casa, se duchó, se cambió y se dirigió a Caléxico, donde se había citado con una amiga para cenar y más tarde con otra, para charlar.

Pero esa noche, el muchacho de 23 años fue ilegalmente deportado, en violación a acuerdos internacionales que previenen expulsiones trasfronterizas en medio de la noche e ignorando los procesos debidos de ley y su estatus de DACA (Acción Diferida para Jóvenes).

Esto es, al menos, lo que alegan abogados que  presentaron nuevas pruebas, declaraciones y evidencias sobre la deportación de Juan Manuel, negada por la Patrulla Fronteriza (CBP), en un caso en el que las declaraciones oficiales han sido inconsistentes y hasta falsas.

Las nuevas pruebas incluyen declaraciones de amigos que vieron a Juan Manuel de este lado de la frontera y luego lo vieron en Mexicali, desesperado y confundido por su deportación inesperada.

También presentaron pruebas de mensajes de Facebook con fecha y hora, declaraciones de un sicólogo y de un ex director de la Patrulla Fronteriza que atestiguó sobre los acuerdos de repatriación con México y las posibles violaciones a estos acuerdos que han ocurrido anteriormente a manos de CBP.

Una de las declaraciones viene de su amigo y compañero del trabajo en el campo, José Manuel Zárate, con quien Juan Manuel trató de comunicarse esa  noche de su expulsión y quien al día siguiente cruzó a Mexicali a verlo y a llevarle algunas de sus pertenencias que estaban en el carro del amigo.

“Juan Manuel nos contó a mí ya mi esposa lo que pasó la noche anterior. Dijo, “me deportaron, me agarraron y me deportaron”. Yo sabía que él estaba hablando de funcionarios federales de inmigración”, dice la declaración de Zárate.

Juan Manuel Montes, quién llegó con su madre al país a los 9 años de edad, recibió DACA dos veces, trabajaba en el campo y estaba ahorrando para ir al colegio comunitario cuando fue deportado, dicen las declaraciones.

Su mamá, cuyo nombre no fue revelado en una declaración jurada, dijo que el muchacho sufría de problemas  desde que se cayó de un columpio y se dio un fuerte golpe en la cabeza. Un sicólogo también presentó declaraciones sobre el posible estado mental de Juan Manuel cuando fue interceptado e interrogado por la CBP en la frontera.

Montes intentó cruzar la frontera al día siguiente de su deportación en medio de la noche, luego que fue asaltado y golpeado por unos ladrones cerca de la frontera ese día, tras recoger una maleta que su mamá le envió con su ropa. La evidencia también incluye fotos de los moretones que recibió, un incidente que lo llevó a intentar el cruce ilegal. 

Piden su regreso a Estados Unidos

Los abogados que representan a Montes, esperan que estas pruebas les ayuden a convencer al juez federal Gonzalo Curiel, de regresar al joven a su casa en California -donde vive con su mamá y hermano menor- y reinstaurarle su beneficio de DACA, que le fue retirado por “salir del país”.

Las evidencias demuestran que Montes no salió del país por motu propio, agregan, sino que fue “deportado ilegalmente”, alegan.

CBP niega tener constancia de esa expulsión. Antes de eso, habían negado que Montes tuviera DACA, que ofrece protección contra la deportación y un permiso de trabajo.

“Hemos presentado varias docenas de páginas con nuevas declaraciones que dan un panorama más completo de lo que le pasó a Montes esa noche y al día siguiente, cuando se vio varado en Mexicali”, señalan fuentes del National Immigration Law Center, parte del grupo que representa a Montes.

El gobierno estadounidense afirma que solo tiene record de haber deportado sumariamente a Montes hacia Mexicali el 19 de febrero, luego que este intentó cruzar la frontera, pero se entregó a unos agentes que estaban cerca del punto por el que intentó regresar.

“No hay ningún record o prueba que apoye la versión de Montes de haber sido detenido o llevado al puerto de entrada por Caléxico el 18 de febrero”, dijo DHS en un comunicado enviado a La Opinión en abril.

Anteriormente, DHS había dicho a otros medios que el joven fue deportado porque su DACA había “expirado”.