Obispo de El Paso lanza fuerte carta pastoral contra “fariseos y escribas” que aplican leyes migratorias

Cuestiona las leyes que violan la "dignidad humana" , en una carta abiertamente política.

Los recursos no aguantan la cantidad de inmigrantes que buscan ayuda
Los recursos no aguantan la cantidad de inmigrantes que buscan ayuda
Foto: Patricia Martínez / La opinión

El Obispo católico de El Paso, Mark J. Seitz, en una carta pastoral que entró a fondo en el tema migratorio que aqueja a muchos de sus feligreses, arremetió esta semana contra los “escribas y fariseos” que “tratan de hacer cumplir las minucias de la ley mientras ignoran las cargas insoportables que ponen sobre los niños y las familias”.

Con esas palabras, Seitz entró de lleno en el debate político migratorio, e instó a los sacerdotes de todas sus parroquias a ayudar y acoger a los inmigrantes y perseguidos y descartó la supremacía de la ley por encima del ser humano.

“Si bien el respeto al estado de derecho es esencial, reconocemos que nosotros “somos ciudadanos del cielo” y así juzgamos la ley terrenal, incluyendo nuestras leyes de inmigración, de acuerdo a un criterio mas amplio”.

La carta pastoral de 16 páginas asegura a los inmigrantes que serán bienvenidos y protegidos en las iglesias de la diócesis de El Paso y rechaza las caracterizaciones de esa ciudad fronteriza que han hecho altos personeros del actual gobierno.

En entrevista con La Opinión para discutir su carta pastoral y punto de vista, el Obispo Seitz dijo que escribió el documento “con toda la intención de que tuviera valor más allá de la comunidad nuestra”.

“Somos el lugar del que muchos hablan cuando se refieren a inmigración, nos caracterizan como un lugar de caos y violencia, pero nuestra comunidad es pacífica, es un lugar de encuentro de diferentes culturas pero especialmente con la cultura de México y eso nos ha enriquecido, y nos ha hecho más fuertes”, dijo Seitz.

No es inusual que un líder religioso exprese apoyo espiritual a los perseguidos y a los pobres, pero lo que es menos común es que un Obispo de la jerarquía católica presente un documento tan político y que habla específicamente de temas relacionados a decisiones del gobierno.

Pero Seitz no lo ve como algo raro, sino parte de la tradición religiosa de este país desde un principio.

“Me veo teniendo un rol que los líderes religiosos hemos tenido desde la fundación de este país”, dijo el Obispo, quien estaba de auxiliar en Dallas hasta que el Papa Francisco lo mandó a El Paso en 2013.

Seitz estaba presente cuando el Papa Francisco celebró una misa transfronteriza en febrero de 2016 denunciando la “tragedia humana” de los migrantes que huyen de la violencia y pobreza en sus países.

El Obispo de El Paso mencionó directamente a los agentes fronterizos en su carta, quienes dijo están también entre sus feligreses y aseguró que muchos están preocupados “a conciencia por los nuevos edictos que vienen de Washington”, pero también mencionó a sus líderes por el nombre de la institución pidiendoles qu actúen con consciencia.

“A los que dirigen la Patrulla Fronteriza y el Servicio de Inmigración y Naturalización, apelo a su compromiso con los nobles ideales de la constitución de igualdad de trato bajo la ley y el debido proceso”.