Demócratas afilan estrategia para recuperar el Congreso y Trump es su mejor aliado

Necesitan ganar 24 escaños netos para recuperar el control de la Cámara de Representantes y tres para el Senado
Demócratas afilan estrategia para recuperar el Congreso y Trump es su mejor aliado
Foto: Michael Reynolds / EFE

WASHINGTON – Aprovechando cada tropiezo de los republicanos y apoyándose en parte en una nueva organización de publicistas, el Partido Demócrata afila estrategias para crear un “tsunami” que les permita recuperar el control de al menos una de las cámaras del Congreso en los comicios de 2018, y el propio presidente Donald Trump podría ser su as bajo la manga.

El momento, según los estrategas, no podía ser más oportuno, ante la serie de escándalos y controversias que persiguen a Trump, y que amenaza con salpicar también a legisladores republicanos en busca de la reelección el próximo año.

Trump sigue con una popularidad por el piso, cinco comités del Congreso y el FBI investigan los presuntos nexos de su campaña electoral con Rusia para influir en las elecciones de 2016, y hasta ahora ha logrado muy poco de lo que prometió a su base.

Además, la debacle de los republicanos empecinados en anular “Obamacare” es otra herramienta electoral que no ha pasado desapercibida por la oposición: la mayoría buscará distanciarse de un Trump impopular con la mayoría de los votantes, pero los demócratas buscarán “enlodarlos” con sus controversias.

El reto para los demócratas es convertir el creciente descontento con Trump en resultados en las urnas, no solo para 2018 sino también para los comicios presidenciales de 2020.

Los demócratas necesitan ganar 24 escaños netos para recuperar el control de la Cámara de Representantes, y el Comité de Campañas Demócratas del Congreso (DCCC, en inglés) busca “sangre fresca” que insufla entusiasmo en la contienda. En el Senado, sólo necesitan tres escaños.

Por ello, un memorándum del DCCC delinea estrategias para aumentar el reclutamiento de voluntarios y empleados que tengan un conocimiento íntimo de las comunidades locales y aporten esa experiencia en las contiendas de los distritos.

En ese sentido, el DCCC, presidido por el congresista Ben Ray Luján,  ve como una movida lógica el trasladar todas sus operaciones de la zona occidental de EEUU al sur de California, para desde allí montar campañas para derrotar a candidatos republicanos en el Condado Orange.

Además de la lista de republicanos “vulnerables”, hay ocho escaños en manos republicanos que podrían entrar en juego para los demócratas en 2018, debido a la jubilación de congresistas como Ileana Ros-Lehtinen, en Florida; Steve Pearce, en Nuevo México; Sam Johnson, en Texas; y Raúl Labrador, en Idaho.

Lista de republicanos vulnerables en 2018

Kyle Kondik, analista del Centro para Políticas de la  Universidad de Virginia, señaló que habrá más  jubilaciones que incrementarán la competencia en escaños que en 2016 escasamente la tuvieron.

En paralelo a los esfuerzos que realizan los demócratas en el Congreso, un grupo de consultores demócratas lanzó el martes pasado la llamada “Asociación  Nacional de Consultores Diversos (NADC,  por su sigla en inglés), con la idea de mejorar y ampliar la diversidad de los asesores en las campañas electorales.

Durante una conferencia de prensa, Chuck Rocha, analista político y fundador de la consultoría “Solidarity Strategies”, dijo que parte del objetivo es que los consultores de minorías tengan mayor protagonismo en las campañas electorales, tomando en cuenta que los candidatos necesitarán cada vez más el apoyo de los votantes en esas comunidades.

Según Rocha, en la actualidad los consultores de minorías conforman menos del uno por ciento de los consultores que contrata el Partido Demócrata y eso, a su juicio, tiene que cambiar.

“El electorado ha cambiado, con más minorías, más progresistas, más gente multicultural, pero los consultores (de las campañas) son los mismos tipos viejos blancos que han estado a cargo de las políticas del partido desde siempre”,  observó.

Por su parte, Jorge Silva, vicepresidente de comunicaciones de “Latino Victory”, dijo a este diario que su grupo “está reclutando, capacitando  y apoyando a candidatos que representen a nuestra comunidad, como fue el caso del congresista Jimmy Gómez en California”.

“Latino Victory jugó un papel clave en la victoria de Gómez, el único demócrata que ha ganado una contienda en la era de Trump, y  seguirá participando en contiendas donde la comunidad latina represente más del 20% del distrito y sean representados por republicanos. Creemos que hay muchas posibilidades de elegir a latinos que respondan a nuestros intereses”, afirmó Silva, ex asesor de la campaña presidencial demócrata de Hillary Clinton.

La mira en 2020 también

De cara a los comicios generales de 2020, una encuesta de la empresa “Public Policy Polling” indicó que el exvice presidente demócrata, Joe Biden, lidera a Trump por 15 puntos, con un 54% de apoyo popular contra un 39% del mandatario.

En cambio, el exprecandidato presidencial demócrata, el senador Bernie Sanders, consigue un 52% del apoyo popular contra un 39% de Trump.

Se desconoce si la senadora demócrata por California, Kamala Harris, se postulará a la presidencia en 2020, como se rumora –ella misma no ha querido precisarlo-, pero la encuesta también le da una ventaja sobre Trump, aunque por un margen menor que Biden y Sanders.

La encuesta alienta las esperanzas de los demócratas de que podrán aprovechar el desencanto de los votantes con Trump y recuperar el terreno perdido.

La Casa Blanca no parece estar preocupada por los rivales que aparezcan en el horizonte.

Hoy mismo, una  portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, afirmó que los demócratas han decidido bloquear a cada paso la agenda política de Trump, y éste se prepara para ganar un segundo mandato.