Desfigurada por un incendio, su marido la abandona; pero no todo está perdido

Su lucha contra el dolor es diaria, pero por suerte ya no está sola
Desfigurada por un incendio, su marido la abandona; pero no todo está perdido
Mujer queda desfigurada por accidente en una hoguera y su marido la abandona
Foto: Courtney Waldon

El 30 de septiembre de 2016, Courtney Waldon sufrió quemaduras de primer grado en un horrible accidente que la dejó desfigurada, solo tenía 27 años.

Estaban acampando cuando su marido fue a echar gas a la hoguera, con tal mala suerte que una llama prendió y alcanzó a Courtney envolviéndola en llamas. La joven de Tallapoosa, Georgia, sufrió un dolor insoportable y quemaduras que cubrían más del 40% de su rostro y cuerpo.

Courtney se sometió a varios injertos de piel, siete cirugías y pasó hasta 51 días en la UCI en la unidad de quemaduras. Ahora, su médico estima que durante los próximos dos años necesitará alrededor de 12 cirugías más.

Pero al dolor físico, Courtney debe añadir el dolor emocional. Tan solo dos semanas después de haber recibido el alta del hospital, el marido de Courtney la abandonó a ella y también a su hija de 4 años, Caroline. Esto dejó a Courtney sin ingresos, sumida en deudas y con poca esperanza. Courtney Waldon no puede trabajar porque está incapacitada por el accidente. Sus lesiones en las manos son severas y permanentes.

Con sus cuentas médicas acumulándose, Courtney se vio obligada a abandonar su casa. Ella y Caroline no tenían hogar.

La suerte de estar viva

Courtney se sentía sola y abandonada, pero sabía que debía dar gracias por estar viva. Sus ganas de seguir luchando y salir de su hoyo con más fortaleza no le fallaron. Y por suerte, recibió ayuda.

Courtney Waldon y su hija
Courtney Waldon y su hija

Cuando la comunidad local y la iglesia escucharon la historia de Courtney, todos se unieron para hacer lo impensable para que Courtney y Caroline tuvieran la mayor calidad de vida posible.

Crearon una plataforma para recaudar fondos y construir una casa para la madre y su hija, también para pagar las facturas médicas.

https://www.gofundme.com/burn-victim-courtney-cosper-wadon

Una historia que nos demuestra que no hay que perder la fe en la humanidad.