Dexintoxica el cerebro de tus hijos estas vacaciones

Expertos ofrecen consejos para mantenerlos ocupados y divertidos en actividades lejos de las pantallas de los televisores, teléfonos celulares, tabletas y computadoras
Dexintoxica el cerebro de tus hijos estas vacaciones
Los juegos de mesa son una actividad perfecta para mantener a los niños distraídos y alejados de las pantallas electrónicas.
Foto: Shutterstock

Más de dos horas de tiempo de pantalla por día puede hacer que el cerebro de los niños se encoja y pierda volumen, lo que lleva al desequilibrio cerebral.  Así lo afirman algunas investigaciones efectuadas por los Brain Balance Achievement Centers, con sedes en varias ciudades de Estados Unidos.

Y es que de acuerdo con el Dr. Robert Melillo, cofundador de los mencionados centros (www.brainbalancecenters.com), actualmente el niño promedio pasa 7.5 horas ante las pantallas electrónicas por día, en comparación con las 1.5 horas recomendadas.

“Los estudios demuestran que el exceso de tiempo frente a la pantalla inhibe el desarrollo del cerebro derecho, lo que conduce a períodos de atención cortos e inhibe el desarrollo social”, asegura el experto.

Además, las investigaciones de estos centros han encontrado que “demasiado tiempo de pantalla también puede provocar sobrecarga sensorial, influir negativamente en los patrones de sueño de un niño y conducir a la ‘adicción a la pantalla’, especialmente si el niño pasa horas jugando videojuegos”. Este problema es mayor si el menor padece ADHD (Attention Deficit Hyperactivity Disorder) u otros trastornos neuro-cognitivos.

Es por ello que el Dr. Melillo recomienda aprovechar las vacaciones para desintoxicar el cerebro de los menores de las pantallas de televisores, teléfonos celulares, videojuegos, tabletas y computadoras.

“Los niños necesitan de actividades divertidas y emocionantes para mantenerlos ocupados durante las vacaciones”, dice el galeno. “Y es especialmente importante limitarles la cantidad de tiempo que pasan delante de la pantalla del televisor, computadora o dispositivo móvil para nivelarles su cerebro”.

María Álvarez,  directora de alcance y contenido latino de Common Sense Media (organización no lucrativa dedicada a mejorar las vidas de los niños y las familias), está de acuerdo con ello, ya que “en el mundo digital de hoy es un reto constante mantener a nuestros hijos alejados de las pantallas”.

“Creemos que es importante mantener el balance [de los niños] entre la vida real y la vida virtual”, asegura Álvarez. “Creemos que todo en exceso hace daño y, en verano más que nunca, es importante que los padres hagan lo posible por evitar que sus hijos estén pegados a las pantallas día y noche”.

Qué hacer

Afortunadamente, hay un montón de actividades no-pantalla que los niños disfrutarán  durante las vacaciones escolares. El Dr. Melillo recomienda las siguientes:

Actividades académicas sin pantallas

Muchos padres recurren a “aplicaciones educativas” que requieren el uso de las pantallas, para que sus hijos aprendan, pero —como señala Melillo—una pantalla de una tableta sigue siendo una pantalla, aunque sea educativa.

“Para fomentar el aprendizaje tradicional de la niñez, presente a sus hijos con una serie de libros de ejercicios académicos o llévelos a los museos”, señala el experto.

El prendizaje sin aparatos electrónicos les ayuda a desarrollar la creatividad./Shutterstock

Campamentos de verano

Los campamentos de verano son una buena opción para mantenerlos alejados de las pantallas. Pero antes de inscribirlos, el doctor dice que hay que asegurarse que el campamento seleccionado esté estrictamente libre de aparatos electrónicos.

“Hay muchos campamentos creativos que incluyen artes y artesanías, teatro musical y baile, o un programa deportivo que fomenta actividades al aire libre como la natación y el fútbol. Este tipo de campamentos son los que se deben de seleccionar”, agrega.

Juegos y actividades para socializar en grupo o en casa

Las actividades al aire libre son una forma alternativa de despertar la creatividad y el interés de las interrelaciones sociales. Y dentro de esas actividades divertidas se pueden seleccionar las siguientes: saltar la cuerda;  cursos deportivos (baloncesto, fútbol, béisbol, tenis, etc.), clases de natación y otras que usualmente se ofrecen durante el verano.

“Las clases deportivas no solo los mantiene [a los menores] alejados de las pantallas sino que también fomentan su desarrollo físico y mejora sus habilidades sociales”, resalta el Dr. Melillo.

Las clases o clínicas de fútbol u otro deporte les ayuda en su desarrollo físico, social y emocional./Shutterstock

También se recomienda animar a los menores a leer libros (de acuerdo con su nivel de lectura) y hasta a crear su propio libro con dibujos y una historia de su propia narración. Y para despertar la imaginación, la profesora Sofía Bernal (instructora escolar de Pico Rivera, California), aconseja leerles en voz alta un cuento y motivarlos a que cambien el final de éste con sus propias palabras.

Leerle libros a los menores en voz alta y dejar que ellos cambien con sus palabras el final de las historias, ayuda a desintoxicar el cerebro de los menores del uso de las pantallas electrónicas./Shutterstock

Los juegos de mesa son otra opción divertida que, además de mantenerlos alejados de las pantallas, une a la familia en una actividad recreativa.

“En el equilibrio está la clave para todo lo que tiene que ver con el uso de la tecnología, así como muchas otras cosas en la vida”, resalta por su lado María Álvarez.

“Como padres, en verano, como en todo el año, tenemos que hacer todo lo posible para que nuestros hijos tengan tiempo y la oportunidad de jugar y correr en un parque, hacer algunas manualidades, compartir con familiares y amigos, participar en actividades comunitarias, hacer ejercicio… Todas estas actividades son reales e implican el estar con personas reales, algo que los ayuda a fortalecer sus habilidades socio-emocionales”, resume la directora de alcance y contenido latino de Common Sense Media.