‘Las flores no matan’

Residentes y activistas protestan y piden justicia ante el violento arresto de una vendedora de flores
‘Las flores no matan’
Varias personas se reunieron ayer a apoyar a la vendedora de flores. / fotos: Alejandro Cano

Decenas de personas se manifestaron hoy frente al Departamento de Policía de Perris, en el condado de Riverside, para exigir justicia en el caso de una vendedora de flores, cuyas imágenes de su violenta detención se hicieron públicas está semana, lo que ocasionó la indignación de varios residentes.

Además de mostrar su apoyo a la mujer, a quien la comunidad cariñosamente llama a Juanita Méndez-Medrano, pidieron que las autoridades dejen de “acosar”, “intimidar” y “discriminar” a las minorías.

Junto a carteles con frases como: ‘Las Flores No Matan’, y ‘No Más Policías Racistas’, entre otros, los manifestantes pidieron una investigación en el caso.

Según Juan Manuel Valencia, hermano mayor la vendedora de flores, ella se encuentra en estado depresivo y con trauma tras su violento arresto el mes pasado por un agente del sheriff del condado de Riverside, el cual patrullaba, mientras la mujer vendía flores afuera de una graduación.

Juan Manuel Valencia dice que su hermana no se recibía ese trato de parte de las autoridades. / Foto: Alejando Cano

“Mi hermana no merecía que le sucediera esto. Ella está muy mal, está encerrada en su cuarto, tiene pesadillas, se siente deprimida y muy triste por lo que le ocurrió. Yo conozco muy bien a mi hermana y sé que nunca haría nada para merecerse ese trato. Nosotros exigimos justicia, exigimos una investigación y exigimos que este abuso pare”, comentó Valencia a La Opinión.

El caso tomó relevancia el último lunes, cuando en un video —de 43 segundos grabado por el joven Christian Lem— se ve a un agente motorizado forcejear con Méndez-Medrano; luego, la sujeta del cabello, le tapa la boca y la coloca contra el suelo de manera violenta en su afán por esposarla.

Mientras el agente del orden, cuya identidad no ha sido identificada, le pone la rodilla encima, la oriunda de Querétaro, México, y quien emigró a este país desde niña, grita desesperadamente “Me estás lastimando”.

Según el joven que grabó el incidente, Méndez-Medrano nunca ofendió al agente y solo cuestionaba su detención. Lem dijo que comenzó a grabar cuando éste se tornó violento.

Un video del arresto fue puesto en redes sociales / fotos: captura de video

“Tenía que grabarlo, tenía que documentar que estas cosas existen. No es justo que aún tengamos que vivir por estas situaciones. Los policías racistas no tienen cabida en la sociedad”, dijo Lem.

Según Citlalli Citlalmina Anahuac, del Movimiento Mexica, Méndez-Medrano no solo fue víctima de abuso policía sino también fue discriminada al ser cuestionada por el agente sobre su estatus migratorio.

La activista agregó que supuestamente la vendedora de flores fue detenida por seis horas, no se le ofreció ni agua ni comida ni se le leyeron sus derechos y nunca se le ofreció una llamada. Según Anahuac, esto constituye a una violación a sus derechos civiles.

“Díganme si eso no es racismo. Díganme cuando han visto que a una persona blanca se le cuestione su estatus migratorio. Díganme cuando a una persona blanca se le ha tratado tan inhumano”, agregó la activista.

La Opinión intentó comunicarse con las autoridades sobre esta acusación pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo ninguna respuesta.

A la manifestación se unió la familia Buttler, residentes de Hemet. Según Kiara Buttler, de 31 años de edad, la policía violó sus derechos al utilizar fuerza excesiva que le dejó marcada la cara para siempre.

Contó que su calvario tomó lugar a principios de mes cuando habló al sistema de emergencia por un altercado familiar. Nunca se imaginó que terminaría esposada, con la cara ensangrentada, la nariz fracturada y los labios rotos, dijo.

“Solo pedía auxilio y terminé en el asiento trasero de una patrulla. Este abuso no puede continuar. Nuestras comunidades están literalmente bajo terror”, dijo Buttler a La Opinión mientras las lágrimas corrían por sus mejillas.

La comunidad pidió justicia. / Foto: Alejandro Cano

Respuesta inicial de las autoridades

En un comunicado, las autoridades defendieron el lunes pasado comportamiento del oficial y argumentaron que de los 15 vendedores ambulantes multados el pasado 7 de junio, solo Méndez-Medrano se negó a cooperar y que incluso brindo varios nombres falsos antes de ser arrestada; además de empujar al agente.

Según la familia de Méndez-Medrano se contempla la posibilidad de entablar una demanda legal..