¿Recuerdas la ‘monkey’ selfie? El fotógrafo que la tomó está en la ruina por su culpa

David Slater ha gastado prácticamente todo su dinero para que se le atribuyan los derechos de autor de esta y el resto de serie de fotos realizadas por el simpático macaco
¿Recuerdas la ‘monkey’ selfie? El fotógrafo que la tomó está en la ruina por su culpa
La "monkey selfie" le pertenece a este macaco, según varias organizaciones.
Foto: Wikipedia

Una de las imágenes más populares en Internet es la llamada “monkey selfie”, el autorretrato que se hizo un macaco, el cual sale muy sonriente, y que ha sido descargada más de 50 millones de veces en la red.

Contrario a lo que pensamos de estos fenómenos virales que en teoría, deberías traerle mucha fama a su autor, el fotógrafo que captó este momento jamás se imaginó la pesadilla que viviría por culpa de esta selfie, la cual lo ha llevado a la ruina.

David Slater es un fotógrafo británico y quien se atribuyó los derechos de autor de esta popular fotografía. Desafortunadamente, esto le ha llevado a tener problemas financieros, luego de gastar prácticamente todo su dinero en querer defender sus derechos ante las autoridades.

“He gastado miles y miles de libras en abogados. Estoy perdiendo ingresos y me está deprimiendo. Cuando pienso en toda la situación, realmente no creo que valga la pena. Todo lo que hice para tratar de destacar la difícil situación de los monos ha destruido mi vida privada. Mi vida está arruinada”, comentó Slater en una entrevista a un reconocido diario británico.

La historia de la “monkey selfie”

En 2008, David Slater se adentró a una jungla en Indonesia para fotografiar varias especies en peligro de extinición. En el sitio, encontró un grupo conformado por 20 monos de la especie del macaco negro, es cual es sumamente complicado de encontrar, pues solo habitan en dos islas de este país.

David regresó por varios días al lugar para ganarse la confianza de los macacos y poder retratarlos. Los animales se sintieron muy atraídos por las pertenencias del fotógrafo, por lo que se le ocurrió colocar una cámara para que ellos hicieran sus propias fotos.

La fotografía de uno de los monos resultó prácticamente perfecta que la dio a conocer al mundo, misma que se viralizó en varios medios de comunicación. Algunas organizaciones, particularmente Wikipedia y PETA no le dieron a Slater los derechos de autor, pues aseguran que le pertenecen al macaco.

Esto ha provocado que el fotógrafo iniciara una batalla legal desde hace tiempo, pues asegura que esa imagen le pertenece, pues fue su idea poner la cámara, así como el ángulo elegido, el tipo de lente y la hora, además del gasto que significó realizar dicho viaje, así como del equipo utilizado.