Última hora: arrestan a quince en acto de desobediencia civil liderado por jóvenes inmigrantes

DACAMENTADOS y otros activistas jóvenes iniciaron así serie de protestas en defensa de los inmigrantes y se declararon herederos de la lucha no violenta de líderes de derechos civiles de décadas anteriores
Sigue a La Opinión en Facebook
Última hora: arrestan a quince en acto de desobediencia civil liderado por jóvenes inmigrantes
Una de los cuatro jóvenes DACA que, acompañados por otros activistas, arriesgaron arresto en un acto de desobediencia civil en Austin, Texas (Foto proporcionada)

Quince manifestantes, incluyendo cuatro jóvenes con DACA, fueron arrestados esta mañana en el capitolio de Texas en la ciudad de Austin, parte de una nueva ola de protestas que los grupos involucrados calificaron como “la primera acción de desobediencia civil de la era Trump”.

La protesta fue presentada como el primer paso en una “nueva estrategia” para forzar al país a responder al drama de los inmigrantes, los ataques contra el programa de Acción Diferida para Arribados en la Infancia (DACA) y las deportaciones masivas.

“Como Dacamentados, queremos demostrar que perdimos el miedo hace mucho tiempo cuando salimos de las sombras, ahora tenemos un nuevo lema, “sin miedo e indignados” #OutragedandUnfraid, dijeron los activistas en un comunicado difundido por un nuevo grupo Movimiento Cosecha.

LA protesta de este miércoles por la mañana en Austin se inició de manera similar a las “sentadas ” en calles principales y en edificios de gobierno que los jóvenes indocumentados hacían hace 10 años cuando empezó el movimiento, y esta vez, cuatro jóvenes dacamentados bloquearon una calle de acceso al Capitolio Texano.

“No somos uno, somos cientos, somos millones, cuéntanos bien”, cantaban los manifestantes que rodearon el capitolio, formado por otros DACA, activistas y aliados, mientras los cuatro y otras once personas ciudadanas que se solidarizaron con ellos, intentaron entrar al edificio del capitolio.

El Movimiento Cosecha difundió un manifiesto en el que señalan que perseguirán la protección de DACA y del resto de los indocumentados, de la misma manera que iniciaron el movimiento DREAMER hace más de 10 años, ganando protección para casi un millón de ellos en 2012.

Nos rehusamos a poner nuestra fe en políticos de Washington para dar alivio a nuestra comunidad”, dijo el manifiesto, que rechazó que el nuevo Dream Act presentado en el senado sea la solución inmediata. “Ese proyecto de ley no es nuestra tabla de salvación, estamos poniendo la fe en nuestra gente y sabemos que será necesario llevar a cabo acciones valientes y poner nuestra seguridad en juego para luchar por todos”.

El grupo se declaró heredero de las tácticas de resistencia no violenta y desobediencia civil de Cesar Chavez, Dolores Huerta y Larry Itliong, líderes de la lucha de los campesinos que usaron tácticas similiares hace varias décadas.

“Hemos aprendido de los millones de afroamericanos que han desafiado al racismo de Jim Crow y alimentaron el Movimiento por los Derechos Civiles. Basándose en esta tradición, Cosecha considera la no cooperación como nuestra mejor táctica para construir el apoyo popular y asegurar victorias reales para los 11 millones de inmigrantes indocumentados en los Estados Unidos”

La selección del capitolio en Austin, Texas, tiene que ver con el prominente rol que el gobernador de ese estado Greg Abbot y el procurador Ken Paxton están teniendo en el movimiento contra DACA y en favor de deportaciones masivas. Texas también aprobó recientemente una ley, SB4, que al entrar en vigencia el 1 de septiembre requerirá que las agencias de la ley hagan tareas de agentes de inmigración.

Los jóvenes dijeron que no estaban dispuestos a esperar que entrara en vigor la nueva ley o que diez procuradores demandaran contra DACA sino que empezarían desde ya una presión sostenida para movilizar todo el apoyo posible a la comunidad inmigrante.

Describieron además que aparte de este tipo de protestas realizarían capacitaciones de activistas, búsqueda de apoyo político y eventualmente, diferentes niveles de boicot.