Trío mantenía de esclavas sexuales a 13 mujeres – 8 de ellas menores de edad – para prostituirlas

Autoridades desmantelan red de tráfico humano que se extendía desde Los Ángeles a San Francisco y Las Vegas

Trío mantenía de esclavas sexuales a 13 mujeres – 8 de ellas menores de edad – para prostituirlas
La ley de California protege a menores de 18 años contra todo tipo de abuso sexual.
Foto: Archivo/Christopher Furlong / Getty Images

Trece mujeres, ocho de ellas de entre 15 y 17 años, que eran ofrecidas al mejor postor como prostitutas a través de Internet, fueron liberadas por las autoridades al desmantelar una red de tráfico humano que se extendía desde Los Ángeles hasta San Francisco y Las Vegas, Nevada.

Tres sospechosos: Quinton Brown, de 30 años, Gerald Turner, de 32 y Mia McNeil, de 32 (esta última que se encuentra prófuga), enfrentan en total 54 cargos de tráfico humano y seis más por robo de identidad.

El desmantelamiento de la banda llegó tras seis meses de investigación que se originó cuando en enero de este año el Sheriff del condado de Los Ángeles recibió una llamada de su contraparte en el condado de Tulare – en el centro de California – sobre la sospecha que una jovencita desaparecida en esa zona del estado se encontraba en un apartamento en West Hollywood.

 

Brown, de 30 años, Gerald Turner, de 32 y Mia McNeil, de 32 (esta última que se encuentra prófuga), enfrentan en total 54 cargos de tráfico humano y seis más por robo de identidad. (Aurelia Ventura)
Brown, de 30 años, Gerald Turner, de 32 y Mia McNeil, de 32 (esta última que se encuentra prófuga), enfrentan en total 54 cargos de tráfico humano y seis más por robo de identidad. (Aurelia Ventura)

“Al ir encontraron a la jovencita en el apartamento y también una mujer adulta y otro adulto que estaba en libertad condicional”, detalló Jim McDonnell, Sheriff del condado de Los Ángeles.

La investigación posterior los llevó a los detenidos y el resto de las víctimas.

“Ellos vendían estas jovencitas a través del estado por el Internet”, dijo McDonnell.

Además, roban la identidad de personas de diferentes estados como Florida, Georgia e Illinois, y con eso rentaban los lugares que servían como prostíbulos temporales, así como los autos de lujo en los que transportaban a las mujeres y menores de edad.

Las autoridades les confiscaron dos autos maserati y un posche valorados en $300,000.

Estos lujos no son nada extraño si se considera que “un padrote con cinco chicas que trabajen para él le pueden generar entre $600,000 y $800,000 dólares anuales”, dijo McDonnell.

El Sheriff agregó que los sospechosos mantenían a las víctimas amenazándolas con violancia a ellas y a sus familiares si no accedían a lo que les pedían.

Mike Boudreaux, sheriff del condado de Tulare – de donde provenían la mayoría de las víctimas – dijo que todas ellas han recibido consejería para ayudarlas a salir del trauma vivido.

“Algunas estaban adictas a las drogas y necesitaban ayuda”, expresó.

También advirtió a los padres a mantenerse vigilantes sobre lo que hacen sus hijos en Internet.

“Las redes sociales es un ambiente donde los depredadores explotan la inocencia de nuestros niños”, recalcó.