Las posiciones sexuales que anatómicamente son más complejas

Si tus encuentros íntimos te provocan dolores musculares, quizá necesites más entrenamiento
Las posiciones sexuales que anatómicamente son más complejas
Hay posiciones que es mejor practicar antes de ejecutar.
Foto: Pexels

Aunque el sexo es una actividad sumamente placentera, hay hombres y mujeres que rehuyen de él, ya que por alguna cuestión, no se sienten cómodos e incluso, en lugar de sentir satisfacción, lo único que les genera es dolor y malestar físico, lo cual podría desencadenar problemas de pareja.

Si eres de esas personas que no disfruta del todo tener relaciones sexuales porque te da dolor de espalda, calambres o tirones, quizá se deba a las posturas que intenten poner en práctica, ya que muchas requieren un poco más de preparación y condición física de la que normalmente se tiene por naturaleza.

Esto ha sido comprobado en distintos estudios, como por ejemplo el realizado por Natalie Sidorkewicz, especialista en sexo y biomecánica, quien encontró que el 78% de los hombres y el 58% de las mujeres sienten menos dolor en espalda y cadera cuando se encuentran en posición supina, es decir, cuando están abajo, que cuando están arriba.

Muchas posturas sexuales provocan molestias musculares y dolores de huesos, sobre todo en la zona baja de la espalda, pelvis y en la zona lumbar. De hecho, puedes sufrir de una hernia discal si llevas a cabo repetidamente movimiento de flexión y extensión de la columna vertebral.

Marta Torrón, quien es fiosexóloga, una especialidad derivada de la fisioterapia que busca rehabilitar la función erótica para mejorar la salud sexual, asegura que haciendo un trabajo previo de rehabilitación, desaparecerán las molestias producidas durante el coito.

Las posturas sexuales más complicadas

La fiosexóloga ha enlistado una serie de posiciones que anatómicamente, resultan difíciles de ejecutar y más si se busca alcanzar el placer en pareja:

El puente. El hombre arquea la espalda formando un puente. Si los caballeros no tienen suficiente flexibilidad, aumentará la presión en los discos vertebrales, lo cual podría derivar en una hernia lumbar.

Rocking Horse. Las mujeres están sentadas sobre la pelvis de los hombres en completa vertical, la cual provoca muchos dolores de espalda.

Standing weelbarrow. Es prácticamente igual al rocking horse, solo que con las piernas flexionadas hacia el tronco del hombre, lo que genera dolores en las extremidades.

Suspended scissors. Esta postura puede generar mucho dolor en las cervicales si no se realizan los movimientos correctamente.

Por último, Torrón también comentó que otras posiciones que requieran hacer sentadillas, generan diversos tipos de dolores musculares, particularmente en cuádriceps y en las rodillas.