Líderes indocumentados toman delantera en lucha contra la ley de Texas y las deportaciones

Muchos sienten que no pueden confiar en ningún político de Washington y están tomando la calle y la presión popular como opción de lucha.
Líderes indocumentados toman delantera en lucha contra la ley de Texas y las deportaciones
Cuatro jóvenes con DACA que se expusieron en desobediencia civil ante el capitolio en Austin esta semana, luego fueron liberados (Foto proporcionada)

La ley que a partir del 1 de septiembre obligará a policías y sheriffs en Texas a asumir el rol de agentes migratorios está convirtiéndose en catalizadora de una creciente resistencia en la que el protagonismo principal lo tienen los propios indocumentados e inmigrantes.

Jeanette Vizguerra, quien este año pasó tres meses dentro del santuario de una iglesia en Denver, Colorado, se presentó en Austin el viernes para entregar dos cajas con más de 23,000 peticiones firmadas por personas de todo el país, expresando su oposición contra la medida.

“Hoy estoy aquí para decirle al gobernador Abbot que esta ley promueve el odio, el racismo, la discriminación y la separación de familias“, dijo Vizguerra, rodeada de activistas y de líderes de otros estados, incluyendo Wisconsin, Nueva York y Pensilvania.

Es la primera vez que Vizguerra sale de Colorado desde que las autoridades migratorias suspendieron su deportación hasta 2019.

Dreamers liberados en Austin

Asímismo, un par de días antes, jóvenes inmigrantes protegidos por DACA llevaron a cabo una acción de desobediencia civil ante el capitolio en Austin y cuatro de ellos, junto a otros once activistas, fueron arrestados por las autoridades y liberados después de varias horas.

Los llamados “dreamers” anunciaron esta semana que en vez de poner su esperanza en los proyectos de ley que se han presentado en el congreso para darles un estatus permanente, se concentrarían en ponerse ellos mismos en riesgo para “ganar la protección, la dignidad y el respeto de todos los once millones de indocumentados”.

El activismo de los “dreamers” y el de otros indocumentados, está apoyado por activistas de grupos locales y por un creciente número de funcionarios o políticos, también locales, que están hablando en oposición a la ley de Texas.

Unos y otros activistas pusieron poca esperanza en los líderes de los partidos en Washington.

“Durante 20 años los republicanos y demócratas han fallado en cumplir sus promesas a la comunidad inmigrante, ahora no estamos para confiar en ellos, confiamos en la gente”, dijo María Fernanda Cabello, portavoz de Cosecha, un grupo que organizó la protesta juvenil. Cabello también es receptora de DACA.

Presentes en Austin para dar su apoyo estaba un grupo de políticos locales de varios puntos del país. El concejal Greg Casar de Austin, Melissa Mark-Viverito, del concilio de Nueva York, Marcelia Nicholson, supervisora de Milwakee, Wisconsin, Helen Gym, concejal de la ciudad de Philadelphia, son todas localidades que tienen políticas de defensa a los inmigrantes.

Mark-Viverito dijo que Nueva York apoya a Austin y otras ciudades de Texas en la lucha contra la ley SB4 y dijo que la ley invita a los policías locales a “violar los derechos constitucionales de los texanos”.

“Como ciudades debemos unirnos, especialmente ahora que estamos siendo atacados por la administración Trump y sus aliados”, dijo Mark Viverito, quien encabeza el concilio de Nueva York.

Jannette Vizguerra, rodeada de activistas, entrega firmas en contra de la ley de Texas este viernes en Austin (Foto captura de FB live)

Otra mujer indocumentada, María Teresa de la Cruz, del Texas Organizing Project, lanzó un desafío a otras madres que están en sus casas, con miedo a manifestarse.

“Que salgan, que se unan a la resistencia, porque si no lo hacen, vamos a terminar perdiendo lo que más queremos, nuestros hijos”, dijo De la Cruz.

Entretanto, se espera este mes la decisión del juez federal Orlando García sobre la solicitud legal presentada por el Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal (MALDEF), que pidó se suspenda la aplicación de la ley por diversas violaciones constitucionales, antes que entre en vigencia.

El momento en que los “DACA” fueron arrestados por sheriffs en Austin (Foto proporcionada)