Pierde a su mujer tras el parto y ésto le cambia la vida

Liz, la esposa de Matt, falleció 27 horas después de dar a luz
Pierde a su mujer tras el parto y ésto le cambia la vida
Matt Logelin y su hija Maddy.
Foto: Cortesía de Matt Logelin

La alegría de un padre al ver a su bebé nacer es infinita, pero, desgraciadamenate, para Matt Logelin ese feliz acontecimiento se tornó en desgracia.

Su historia se remonta a casi diez años atrás, cuando Matt Logelin y su mujer Liz descubrieron que iban a tener un bebé. Estaban tan felices que Liz inició un blog para que sirviera de crónica de su embarazo y hacer partícipe de proceso a la familia que estaba lejos.

Liz tuvo un embarazo difícil y había estado en cama durante cinco semanas. El blog sirvió como plataforma para informar de su estado de salud a familiares y amigos.

Pero en marzo de 2008 todo cambió. El bebé, una niña a la que llamaron Madeline, nació por cesárea unas sietes semanas antes de lo previsto. La salud de Liz era tan delicada que la dejaron en observación y, aunque pudo ver fugazmente a su bebé, le pidieron que esperar al menos 24 horas a que Liz se estabilizara para poder estar junto a su recién nacida.

Lamentablemente, ese momento no llegó. Liz murió de una embolia pulmonar masiva apenas 27 horas después de dar a luz.

Su marido, ahora viudo y padre primerizo, sintió que su mundo se hundía y no sabía muy bien qué hacer o a quién acudir.

Así que acudió al blog de Liz. Esa página que ella empezó durante el embarazo y que Matt continuó después. Ahí describía sus emociones, sus miedos y sus pequeños logros como padre primerizo y viudo.

El blog se acabó conviertiendo en un libro titulado “Dos besos para Maddy: una memoria de pérdida y amor”.

Las grandes historias son las más reales

Un éxito de ventas que llegó hasta el actor Channing Tatum que, a través de su compañía de producción cinematográfica y Sony TriStar, adquirió los derechos del bestseller del New York Times para desarrollar la versión cinematográfica.

Ahora, casi diez años después de lo que fue una desgracia, Matt y Maddy  Logelin viven en Los Ángeles, pero visitan con frecuencia Minneapolis, adonde tenían pensado mudarse Mat y Liz para criar a su hija.

Logelin también ha creado una organización para  apoyar a viudas y viudos jóvenes con niños. Esta fundación ha ayudado a cerca de 200 familias, aportándoles recursos, conexiones y dinero.

Pero el duro trabajo de Matt Logelin y su empeño no terminan aquí, este joven papá también ha escrito un libro para niños, “Alegráte de que tu papa no es pulpo!)” y su hija Maddy le ayudó.

La historia de Matt y Liz tenía todos los ingredientes para convertirse en una gran historia de amor, en un aténtico cuento de hadas. Y es lo que es, a pesar de la desgracia de perder a su mujer, Matt ha sabido recordarla siempre y honrar su memoria del mejor modo posible, siendo feliz y haciendo feliz a su hija.