Rusia toma represalias por paquete de nuevas sanciones de EEUU

Moscú dice que EEUU utiliza las sanciones para "intimidar a todo el mundo"
Rusia toma represalias por paquete de nuevas sanciones de EEUU
Putin siempre ha negado cualquier labor suya para influenciar las pasadas elecciones

En un rueda de prensa durante una breve visita a Finlandia ayer jueves, Vladimir Putin reaccionó sobre las nuevas sanciones que debería firmar o vetar hoy viernes el presidente Trump. “Se trata ante todo de una histeria antirrusa que tiene el propósito de utilizar los sentimientos contra Rusia con fines de política nacional, en la lucha entre el presidente Trump y sus oponentes políticos”.

El presidente ruso advirtió que Moscú responderá a las medidas estadounidenses sin detallar. “Nos estamos portando de una manera muy contenida y paciente, pero en algún punto necesitaremos responder. Es imposible tolerar indefinidamente este tipo de insolencia a nuestro país”.

La paciencia al parecer llegó al límite en menos de 24 horas, y Moscú ordenó a Washington recortar el número de diplomáticos estadounidenses en Rusia y desalojar dos inmuebles que utiliza la embajada.

“Hemos recibido la notificación del Gobierno ruso. El embajador Tefft ha expresado su fuerte decepción y ha protestado” ante Moscú, afirmó hoy a Efe una fuente del Departamento de Estado, que pidió el anonimato.

El embajador de Estados Unidos en Rusia, John F. Tefft (centro), asiste al fuenral del opositor ruso Boris Nemstov en Moscú (Rusia) hoy, martes 3 de marzo de 2015. Boris Nemstov falleció el pasado 27 de febrero de 2015 tras ser abatido por cuatro disparos cuando cruzaba el puente sobre el río Moscova en Moscú (Rusia). EFE/Sergei Ilnitsky

Preguntada por si Estados Unidos planea cumplir con la orden rusa, la fuente dijo no tener más comentarios que hacer por el momento.

El Ministerio de Exteriores ruso ordenó hoy al Gobierno estadounidense que, a partir del 1 de septiembre, reduzca el número de diplomáticos y colaboradores que trabajan en su embajada en Moscú y en los consulados de San Petersburgo y otras ciudades, hasta el mismo número que el personal diplomático ruso en EEUU.

Eso implica recortar la plantilla diplomática, técnica y de apoyo de las misiones de Estados Unidos en Rusia hasta dejarla en 455 personas, según informó Moscú.

Además, el Ministerio de Exteriores ruso anunció que desde el próximo 1 agosto la Embajada de EEEU no podrá utilizar unos almacenes en la capital rusa ni tampoco la mansión de que dispone en Serebrianyi Bor, una elitista zona de descanso en Moscú.

Vista del almacén de 2.000 metros cuadrados usado por la embajada estadounidense, en la zona industrial de la calle Dorozhnaya, Moscú (Rusia) hoy, 28 de julio de 2017. EFE/Maxim Shipenkov

Esa última medida parece responder a las sanciones impuestas en diciembre por el entonces presidente Barack Obama, por las que se privó al Gobierno ruso del uso de dos mansiones en Maryland y Nueva York que supuestamente se habían usado para espionaje.

El anuncio de Rusia se produce al día siguiente de que el Congreso estadounidense concluyera el proceso de votación de un proyecto de ley que endurece las sanciones contra Rusia, debido a su supuesta interferencia en las elecciones, sus acciones en Ucrania y en Siria, y sus violaciones de derechos humanos.

Un empleado trabaja en el almacén de 2.000 metros cuadrados usado por la embajada estadounidense, en la zona industrial de la calle Dorozhnaya, Moscú (Rusia) hoy, 28 de julio de 2017. EFE/Maxim Shipenkov

La Casa Blanca no ha dado aún una respuesta definitiva sobre si el presidente, Donald Trump, firmará el proyecto de ley, aunque el abrumador apoyo que ha recibido el texto en ambas cámaras del Congreso significa que el legislativo podría invalidar un veto del mandatario si éste decidiera imponerlo, y la ley entraría en vigor pese a su oposición.

El proyecto de ley limitaría la capacidad de Trump de levantar las sanciones a Rusia sin el visto bueno del Congreso, algo que ha incomodado a la Casa Blanca, que ha presionado durante semanas a los legisladores para que respeten la flexibilidad del presidente en su intento de enderezar las relaciones con Moscú.

Vista de la fachada del chalé en Serebryany Bor en Moscú (Rusia), otro de los inmuebles incluidos en las sanciones aplicadas por Rusia a la embajada estadounidense. EFE/Sergei Chirikov

El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, denunció hoy que Estados Unidos utiliza la política de sanciones para “intimidar al mundo” y advirtió de que Moscú no excluye ninguna medida para “hacer entrar en razón a los desaforados rusófobos que marcan la pauta en el Capitolio”.

“Rusia nunca se doblegará ante este tipo de maniobras”, dijo a la prensa rusa el número dos de Exteriores, al comentar la aprobación ayer por el Senado estadounidense de un proyecto de ley que endurece las sanciones a Rusia y recorta la capacidad del presidente de EEUU, Donald Trump, para levantarlas.

Rusia dice que las nuevas sanciones de EEUU buscan impedir la normalización de las relaciones

Riabkov, afirmó hoy que el proyecto de ley con nuevas sanciones a Rusia aprobado por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, es un paso que apunta a impedir la normalización de la relaciones bilaterales.

“Los autores y patrocinadores de este proyecto de ley dan un paso muy serio hacia la destrucción de las posibilidades de normalizar la relaciones con Rusia“, dijo el número dos de la cancillería rusa, citado por la agencia oficial TASS.

Agregó que la situación “excede todos los marcos del sentido común”, y que la aprobación de esta iniciativa legislativa es una opción consciente de los enemigos de Estados Unidos y Rusia.

“Por lo tanto vamos a ver a Washington como una fuente de peligro. Esto hay que entenderlo y actuar en consecuencia; de manera sopesada, racional y tranquila”, dijo el viceministro ruso.

Recordó que Rusia ha advertido en decenas de oportunidades de que “este tipo de acciones no quedará sin respuesta”.

Al mismo tiempo, subrayó que Moscú no se dejará llevar por las emociones.

“Trabajaremos en la búsqueda de vías para avanzar, buscaremos con ahínco y de manera consecuente formas de compromiso en asuntos que son importantes para Rusia y, creo, también para EEUU, como la lucha contra el terrorismo y la proliferación de armas de exterminio masivo”, recalcó Riabkov.

Por su parte, el presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma o Cámara Baja del Parlamento ruso, Leonid Slutski, advirtió de que las nuevas sanciones a Rusia “reducen al mínimo el campo de maniobras diplomáticas” para normalizar el diálogo entre Moscú y Washington.

El proyecto de ley aprobado ayer de manera abrumadora por la Cámara Baja estadounidense, además aumentar la sanciones contra Rusia, y también contra Irán y Corea del Norte, limita la capacidad del presidente de EEUU, Donald Trump, de levantar estas medidas restrictivas.

La ley impondría sanciones a Rusia no solo por su supuesta interferencia en las elecciones presidenciales de 2016, sino también por su actividad militar en el este de Ucrania y su anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014.

La ley sancionaría además a rusos implicados en violaciones de derechos humanos, responsables de ciberataques e individuos que hayan suministrado armas al régimen sirio de Bachar al Asad.