Todos los autobuses de L.A. serán a energía eléctrica para 2030

Metro aprueba la medida de manera unánime para mejorar el medio ambiente
Todos los autobuses de L.A. serán a energía eléctrica para 2030
Metro planea invertir $1,000 millones en estos autobuses en los próximos 10 años. / archivo

La Junta de directores de Metro aprobó ayer el plan para convertir a toda su flota de autobuses en transporte 100% eléctrico para 2030. Para cumplir ese reto se requerirá la compra de más de 2,200 vehículos y continuos avances en tecnología.

Metro impulsó la propuesta para este cambio, el cual recibió aprobación unánime.

La Junta también aprobó otras dos mociones para la compra de 95 autobuses y estaciones de recarga por un valor de 138 millones de dólares. La decisión de la agencia de transporte marca el primer paso significativo hacia una flota con cero emisiones.

Estos 95 autobuses y lugares de recarga serán usados como parte del plan para convertir a la Línea Anaranjada en un transporte con cero emisiones para 2020 y para que la Línea Plateada llegue a la meta de 205 autobuses para 2021.

“El voto de hoy (ayer) representa una enorme inversión para un futuro saludable y próspero en Los ángeles”, dijo la supervisora del condado angelino, y quien también es miembro de la junta de Metro, Hilda Solis.

Metro planea invertir $1,000 millones en estos autobuses en los próximos 10 años. / Archivo

Agregó que Metro debe ser elogiado por desarrollar un plan estratégico que pone a Los Ángeles “como líder en cero emisiones en los
vehículos”.

La propuesta estuvo respaldada durante meses por el alcalde angelino Eric Garcetti, quien dio a conocer su apoyo a través de una carta que le envió en mayo al director de Metro, Phillip A. Washington.

“Estos autobuses tienen el potencial de reducir costos en el mantenimiento y en la gasolina; además, elimina la exposición a las fluctuaciones en el mercado de combustibles fósiles, reduce la contaminación por el ruido y mejora la salud pública”, escribió el edil.

Actualmente la flota de Metro usa gas natural. La entidad completó la transición de usar gas y dejar por completo el diésel hace seis años.

Cuando Metro empezó a comprar los autobuses a gas CNG en los años 90, estos fueron considerados la mejor opción para el medio ambiente pero los avances en tecnología eléctrica han hecho que los autobuses de cero emisiones sean hoy los preferidos por los grupos ambientalistas.