El insólito concurso por la corona de la sirena más bella del mundo

Además de entrenar duro y tener un título de buceo, ser sirena profesional requiere de una "enorme inversión". Así lo cuentan estas cuatro jóvenes británicas que este sábado se batirán por representar a su país en el certamen internacional Miss Sirena.

“Siempre me apasionó cantar y desde niña me encantaba tener el pelo largo y rubio, así que tenía sentido que me convirtiera en sirena”.

Así se lo cuenta a la BBC Miss Sirena Reino Unido, Grace Page, de 25 años, quien competirá este sábado por conservar el título y si lo logra, en noviembre se batirá con representantes de todo el mundo en la final de Miss Sirena Internacional en Egipto.

Para participar en el certamen hay que tener entre 18 y 32 años. Y además de contar con los llamados cánones tradicionales de belleza, hay que cumplir con otros requisitos menos obvios.

“Si quieres ser una sirena profesional es imprescindible tener un título de buceo y entrenar duro”, explica Page, ya que en el concurso también se mide la resistencia con diversas actividades.

Pero también implica una “enorme inversión” , asegura.

Hay que comprar las colas, pagar para entrenar, por el seguro y el marketing. Eso por no mencionar todo el tiempo que hay que dedicarle si quieres ser serio en esto”, dice Page, quien presta sus servicios de sirena para eventos.

Fotocaptura de video

Hannah Griffith, de 35 años y quien competirá también por el título nacional, cuenta cuál es la función de una Miss Sirena.

“Se trata de concienciar a la gente sobre la conservación marina , así que dar vida a una criatura de los océanos es una buena forma para hablar sobre el impacto del plástico y la contaminación en el mar”, explica.

Así, estas “sirenas profesionales” visitan escuelas locales, participan en recogidas de basura en playas y en zonas de arrecifes, y protagonizan videos sobre el tema.

Refiriéndose a la imagen que transmiten, Natalia Suvorova, una contendiente de 32 años, dice que “hay opiniones encontradas sobre si las sirenas son sexualizadas o inocentes, pero como son criaturas mágicas creo que eso ayuda a que los niños y los adultos crean en los milagros”.

“A las sirenas se las ha representado como seres asesinos, como princesas con una voluntad de hierro, y como todo lo que puede haber en medio (de ambas imágenes)”, dice por su parte Gina Coyle, de 33 años, quien también competirá este sábado.

“La sociedad de hoy es tan variada y colorida que permite a todo el mundo expresarse de una forma única”, celebra Page.

“Entonces, ¿necesita la humanidad un concurso de sirenas? No. Pero ¿es ésta una manera de atraer el interés y la magia a un mundo oscuro y difícil? Absolutamente, sí”.