En medio de ola de incendios en el estado, bomberos de Los Ángeles adquieren nuevos helicópteros

Las altas temperaturas pueden causar más incendios, autoridades piden estar vigilantes

El Nuevo helicóptero Agusta Westland AW139 se muestra en el aeropuerto de Van Nuys. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
El Nuevo helicóptero Agusta Westland AW139 se muestra en el aeropuerto de Van Nuys. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Dos helicópteros apagafuegos – nuevas adquisiciones del Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD) – fueron presentados ayer por esta agencia, que también recomendó a los residentes mantenerse alertas ante las altas temperaturas que pudieran causar incendios como los que se combaten a través de California.

Tenemos nuestros equipos de bomberos esparcidos por todo el estado desde principios de julio, por eso animamos a los residentes de Los Ángeles que se preparen en caso de un incendio”, dijo Ralph Terrazas, jefe de LAFD.

Señaló que actualmente se combaten ocho incendios por todo el estado dorado. Es por esto que es vital que los residentes, en especial los que viven en zonas de alto riesgo, estén alertas.

Hay tres programas que el departamento esta promoviendo. Uno es el de “Ready, Set, Go!” (En sus marcas, listos, fuera) el cual pide a las personas tener documentos importantes, números de teléfono, mascotas y otros objetos de valor listos para evacuar si es necesario.

El programa de limpieza de arbustos invita a que los residentes cerca de áreas de alto riesgo de incendios tengan sus propiedades limpias del pasto y maleza. Se les pide que corten su césped a unas tres pulgadas de altura, remuevan las hojas, plantas y árboles muertos de su propiedad.

Y el programa de estacionamiento restringido ayuda para que en caso de emergencia los vehículos estacionados no retrasen a las autoridades que intentan evacuar residentes ni a los camiones bomberos que intenten llegar a las áreas afectadas.

 

El Erickson Elitanker pueden lanzar hasta 2,200 galones de agua. (Aurelia Ventura)
El Erickson Elitanker pueden lanzar hasta 2,600 galones de agua. (Aurelia Ventura)

Nuevos helicópteros

En la conferencia de prensa también se presentó el helicóptero Agusta Westland AW139.

El LAFD cuenta con seis helicópteros para la lucha contra las llamas. Cuatro de ellos son de tamaño mediano.

“Uno de nuestros helicópteros de caída mediana es una adición reciente, el 2016 Agusta Westland que pusimos en servicio el mes pasado”, dijo Terrazas.

Su costo fue de 17.5 millones de dólares.

El jefe de bomberos explicó que este tipo de helicópteros pueden lanzar 450 galones de agua por viaje y están disponibles las 24 horas del día. En la noche los pilotos y operadores utilizarán lentes de visión nocturna.

Terrazas también dio la bienvenida a la nave Erickson helitanker, el cual comienza su contrato anual de 150 días.

El alcalde y el Ayuntamiento aprobaron un contrato de 3.9 millones de dólares para el alquiler de este aparato que será utilizado durante los momentos más críticos de la temporada de incendios. Por 16 años consecutivos, la ciudad tiene el contrato con Erickson para este avión, dijo Terrazas.

El Erickson helitanker puede lanzar 2,600 galones de agua por viaje.

“Estará aquí en el aeropuerto de Van Nuys hasta el final del año y disponible durante las horas del día para apoyar a los helicópteros”, añadió.

Ralph Terrazas, jefe del LAFD, durante el anuncio de la adquisición de estos helicópteros. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Ralph Terrazas, jefe del LAFD, durante el anuncio de la adquisición de estos helicópteros. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Temporada de incendios se extiende hasta noviembre

Esta temporada de incendios ya ha estado muy ocupada y tiene el potencial de seguir siendo generando problemas hasta noviembre, afirmaron meteorólogos del Servicio Forestal de Estados Unidos.

“La gran pregunta es, ¿cuántos vientos de Santa Ana vamos a tener antes de alguna lluvia significativa?”, dijo el meteorólogo Tom Rolinski.

La Multi-agencia del Centro de Coordinación de Áreas Geográficas emitió sus últimas previsiones estacionales de tres meses el primero de agosto.

Los vientos de Santa Ana, que soplan hacia el oeste desde el desierto, pueden socavar cualquier humedad restante de la vegetación y empujar las llamas más rápido de lo que se mueven los bomberos. Normalmente comienzan a aparecer en septiembre y son más activos de octubre a febrero.

“Este otoño puede ser una de las estaciones más activas y peligrosas en años debido a la alta cantidad de combustible que cargan las lluvias del invierno pasado y los restos de vegetación muerta”, concluye un informe proporcionado por la agencia de meteorología.

El clima caluroso que tuvo el sur de California en junio continuó durante la mayor parte de julio, con temperaturas de 4 a 6 grados por encima de lo normal. Y había menos humedad monzónica que lo habitual en julio. Ese clima caliente y seco ha causado que los combustibles “finos” y “pesados” se sequen hasta niveles casi récord, dicen los expertos.

Hasta el 30 de julio de este año, Cal Fire – la agencia estatal de lucha contra incendios – ha respondido a cerca de un 30% más de incendios que han quemado un 50% más de acres que en este momento el año pasado. Pero esa mayor actividad no significa necesariamente que habrá más incendios durante el resto del año, dijo Rolinski.