Jefe del LAPD: “encontramos numerosas deficiencias en el programa de cadetes”

Un policía fue arrestado por sostener relaciones sexuales con una menor y cadets pudieron haber usado patrullas por varias semanas

Una revisión de “arriba-abajo” del programa de cadetes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) – que ha estado en el ojo del huracán desde que siete de ellos fueran detenidos por robar patrullas y chocar, y posteriormente revelarse una relación entre un agente y una menor de edad – encontró “numerosas deficiencias”.

Así lo declaró Charlie Beck, jefe del LAPD, que pidió el análisis “para entender dónde necesitábamos mejorar e implementar mejoras para que no vuelvan a ocurrir eventos como los de junio”.

Robert Cain, de 31 años, enfrenta cargos de sostener una relación sexual ilegal con una jovencita de 16 años miembro del programa de cadetes.
Esa relación se descubrió después que el Departamento descubrió que varias de sus patrullas habían sido robadas por integrantes del programa de cadetes, así como un chaleco antibalas, dos armas paralizantes y dos radios. El descubrimiento generó dos persecuciones que culminaron en choques y el arresto de siete cadetes, seis de ellos menores de edad.

 

Robert Cain, de 31 años.

Beck indicó que los conocimientos de los cadetes con los procedimientos del Departamento les permitió robar las patrullas sin que nadie lo descubriera inmediatamente, y uno de los carros estuvo extraviado por varias semanas.

También cree que los cadetes se hicieron pasar por policías deteniendo autos por infracciones de tránsito en varias ocasiones.

Deficiencias

La revisión pedida por el jefe policial determinó que había problemas en diferentes categorías:

  • Variaciones en supervisión adultos de un lugar a otro
  • Oficiales de servicios juveniles no recibían entrenamiento
  • No había reglas sobre interacción de los cadetes y empleados en las redes sociales
  • Cadetes que alcanzan los 18 años no eran sujetos a revisiones criminales
  • Acceso inapropiado de algunos cadetes sobre el uso de números de identificación de policías

Beck dijo que han corregido todo esto, en parte con un nuevo manual que ha sido distribuido a los miembros de los 29 programas juveniles que tiene el LAPD.

“La lección que aprendimos”, dijo el jefe policial es que “tenemos que rigurosa y estrictamente revisar quién tiene contacto no supervisado con los cadetes. No es que no puedan estar alrededor de policías, porque ese es el propósito del programa. Pero siempre debería haber un encargado de los cadetes”.