Tragedia familiar en la autopista 10

Dos hermanos, su abuela y una persona que los ayudaba con su auto mueren cuando un conductor supuestamente borracho se impacta contra auto averiado sobre la autopista 10 en Fontana

La reunión familiar anual Anaya-Janacua prometía ser un evento que reuniría a cientos de personas de diferentes estados del país, con diversión para chicos y grandes; en vez se convirtió en un evento para recaudar fondos para costear tres funerales.

Tres de las cuatro víctimas que fallecieron el viernes durante un accidente de tránsito en Fontana – identificadas por las autoridades como María Luisa Rodríguez, de 58 años de edad, y sus nietos, los hermanastros Isaac Briseño y Ailyan Miguel, ambos de 12 años de edad – se dirigían hacia la región de Inland Empire para participar en la reunión familiar pactada para este sábado en un parque de Rancho Cucamonga.

Los hermanastros Isaac Briseño y Ailyan Miguel, ambos de 12 años de edad, fallecieron en el choque junto a su abuela. (Suministrada)
Los hermanastros Isaac Briseño y Ailyan Miguel, ambos de 12 años de edad, fallecieron en el choque junto a su abuela. (Suministrada)

Las autoridades identificaron a la cuarta víctima como José Prieto, de 60 años de edad, quien se detuvo a socorrer a María Karina Briseño, madre de ambos niños, cuando su vehículo sufrió un sobrecalentamiento. Briseño, quien detuvo su vehículo en el arcén de la Autopista 10 entre las avenidas Citrus y Cherry en dirección al este, fue trasladada de emergencia a un hospital local y dada de alta la misma noche.

“Ella se encuentra totalmente en ‘shock’. Anoche (viernes) pedía ver a sus hijos, decía que se los llevaran para abrazarlos. Está muy mal. Y no es para menos. Esto es una desgracia”, comentó Reynaldo Anaya, tío de Rafael Briseño, esposo de Karina.

Según Rocío Ramírez, de 33 años de edad y prima de Rafael, los niños – a pesar de ser hermanastros – se querían como verdaderos hermanos, siempre jugando juntos. Ramírez, quien junto al resto de la familia organizaron una venta de tacos este sábado para recaudar fondos para gastos de los funerales, dijo que recordará a los niños como lo que siempre fueron, “amorosos, cariñosos, y tiernos”.

“Les gustaba mucho jugar ‘soccer’, les gustaba mucho estar en familia. Este dolor no se lo deseo a nadie, nadie merece morir así”, dijo Ramírez.

De vacaciones

Según Miriam Rivera, prima de Karina, la señora María Luisa estaba de vacaciones en California proveniente de su natal Sinaloa, México.

La víctima tenía una semana en el país y se encontraba parada afuera del vehículo cuando la camioneta conducida por Luis Sánchez, de 64 años de edad, impactó el vehículo por atrás. Rodríguez fue declarada muerta en el lugar.

“Mi tía era muy buena gente, era un amor de mujer”, comentó Rivera visiblemente conmovida. “Estamos devastados”.

Gustavo Acosta, primo del padre de uno de los menores – quien se encuentra incapacitado para dar declaraciones
a los medios – dijo que la imagen presenciada al arribar a la escena jamás la olvidará. Acosta, de 32 años de edad, arribó al lugar minutos después de la tragedia, ya que Karina había hablado a su esposo para socorrerla.

“Ese hombre acabó con tres familias, si fuera por mí que le den cadena perpetua por cada una de las víctimas, pero solo Dios puede juzgar”, comentó Acosta.

Según las autoridades, Sánchez, el conductor que provocó el accidente, pudo haber estado bajo la influencia del alcohol. Reportes preliminares indicaron que Sánchez negó estar ebrio y que el accidente ocurrió cuando se durmió mientras se dirigía a su casa del trabajo.

Sin embargo, las autoridades encontraron latas de cerveza vacías bajo el asiento del conductor, lo que motivó a buscar una orden judicial para un examen toxicológico. Sánchez fue trasladado de emergencia a un hospital local en donde fue atendido por dolores en el cuello y cara, añadieron las autoridades.

Queridos rivales

Según familiares, los niños Briseño estudiaban en la escuela Lassalette, perteneciente al Distrito Escolar Unificado de Hacienda La Puente. Según el Distrito, el primer día de clases comienza el miércoles 9 de agosto.

Steve Anaya, primo del padre de uno de los chicos, dijo que el tema de la reunión familiar era portar la playera de su equipo deportivo favorito. Isaac jamás portará la camisa del Real Madrid, mientras que Ailyan nunca portará la camisa del Barcelona.

La familia Anaya-Janacua ha creado dos páginas en donde la comunidad puede ayudarlos económicamente, https://www.gofundme.com/funds-for- victims-of- 10-fwy- crash, y
https://www.gofundme.com/fund-funeral- for-children- amp-gma.

Según Anaya, parte de los donativos serán compartidos con la familia de Prieto, el buen samaritano que murió mientras tendía una mano. La familia de Prieto no pudo ser contactada por La Opinión; sin embargo, en la cuenta para recaudar fondos, su hija Mónica Prieto lo describió como un hombre que creía mucho en Dios.

“Mi padre siempre estuvo dispuesto a ayudar a otros. Él fue un hombre de Dios y creía en ayudar a otros cuando lo necesitaban. Su amor por Dios siempre estuvo presente en su rostro”, indicó Prieto.

Aquellos que deseen ayudar a la familia Prieto pueden hacerlo a través de la página
https://www.gofundme.com/fundraiser-for- a-good- samaritan.