El apocalíptico destino de SoCal para el año 2100 si no frenamos antes el cambio climático

Incendios, inundaciones, sequías... serán comunes si la temperatura sube más de 2ºC
El apocalíptico destino de SoCal para el año 2100 si no frenamos antes el cambio climático
Echando la vista atrás, las inundaciones en California son relativamente habituales.
Foto: California Department of Water Resources

A nosotros puede parecernos lejos, quizá también a nuestros hijos; pero si continuamos quemando combustibles fósiles a la velocidad a la que lo estamos haciendo hoy, nuestros nietos vivirán en una California muy diferente a la que conocemos: mucho más cálida, con más inundaciones, incendios y bastante más letal para la salud.

A finales de siglo las temperaturas durante la época estival en el sur de California serán de tres dígitos, el nivel del mar  subirá y las tormentas y sequías serán mucho más acusadas, todo ello si  no conseguimos evitar que la temperatura global suba de media más de 2º Celsius (3.6 grados Fahrenheit) en comparación a los niveles preindustriales.

Algo que parece muy difícil de evitar, incluso con las políticas actuales para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, según ha revelado esta semana un último estudio de la revista Nature Climate Change, según el cual la probabilidad de que la temperatura suba más de 2ºC a finales de siglo es del 90% si las cosas siguen como  hasta ahora.

“Parece que el objetivo va a ser muy difícil de lograr”, dijo Adrian Raftery, profesor de Estadística y Sociología de la Universidad de Washington y autor principal del estudio a KPCC, “por lo que podríamos intentar limitar el aumento alrededor de los 2ºC. No obstante, si nada cambia la temperatura promedio podría subir más de 5ºC“, según Raftery.

SOCAL SERÁ MUCHO MÁS CÁLIDO

“En todas las partes hará más calor, pero habrá alguna diferencia en relación a qué áreas se vuelven más cálidas que otras”, explicó Daniel Walton a KPCC, quien trabaja con el Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad de UCLA.

El sur de California se compone de una gran variedad de micro-climas. Las  áreas próximas a la costa están protegidos por su cercanía al océano, dijo Walton, mientras que las zonas del interior como el Valle de San Fernando tendrán unas condiciones más cálidas a medida que el calor se queda atrapado en el valle como si fuera un cuenco.

“Se espera que el océano sea más cálido en el interior”, continuó Walton, “así que lugares como Santa Mónica tendrán un calentamiento más bajo que, digamos, Riverside o Palm Springs”.

Empleando los patrones de emisiones actuales, y en comparación a las temperaturas de 2010, Walton estima que para 2100 las diferentes áreas del sur de California podrían evolucionar de la siguiente forma: Santa Mónica pasaría de máximas de Fº 70 a 77; Downtown de Fº 85 a 92; San Bernardino de Fº 96 a 103, Pasadena de Fº 91 a 98  y el máximo aumento sucedería en Palm Spring que pasaría de Fº 107 a 116.

Ola de calor en el Valle de la Muerte (David McNew/ Getty Images).

EL NIVEL DEL MAR CRECERÁ

California Ocean Science Trust dice que los niveles del mar en el estado ya están subiendo dos veces más rápido que en la década de 1990. Para el año 2100, los niveles del océano en el sur de California podrían aumentar hasta 3.6 pies si la temperatura global promedio aumenta más de 2ºC. Si los países consiguen mantener el aumento de la temperatura por debajo de ese punto, los niveles del mar local probablemente aumentarían 2.5 pies. 

El aumento del nivel del mar conducirá a más inundaciones costeras debido a fuertes tormentas y a una mayor erosión, de acuerdo con un informe de 2017 de esta misma entidad. Las áreas al sur de Los Ángeles, en particular Long Beach y partes del condado de Orange, serán las más afectadas por inundaciones, aseguran los científicos.

El aumento del nivel del mar traería inundaciones (Mario Tama/Getty Images).

HABRÁ MÁS INCENDIOS

Los incendios forestales se volverán más comunes a finales de siglo, con la temporada de incendios extendiéndose de octubre a noviembre, según un estudio publicado en Climate Dynamics de 2014. Además, las partículas lanzadas a la atmósfera durante la combustión del fuego, junto a las emisiones  de automóviles, podrían convertirse en un gran problema de salud.

“A medida que el clima cambia y el planeta se calienta, eso impulsa las reacciones químicas que crean contaminantes en la atmósfera como el ozono o las partículas finas”, explicó Jason West a KPCC, investigador de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill; ambos también ocasionados por el fuego y perjudiciales para la salud de las personas.

“Esos contaminantes hacen que la gente muera temprano debido a ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares, cáncer de pulmón [y] enfermedad pulmonar obstructiva crónica”, especificó West a KPCC.

Incendio en Burbank (Archivo/Getty Images).

¿CÓMO EVITARLO?

Los californianos tienen muchas opciones para ser más respetuosos con el medio ambiente. Dado que la mayoría de la contaminación atmosférica en el sur de California proviene de automóviles y camiones, los vehículos de cero emisiones suponen un buen comienzo.

Los Ángeles también está tratando de hacer frente al llamado “efecto isla de calor”, el calor que irradia el asfalto y que puede elevar la temperatura circundante en hasta 19 grados, mediante el uso de pintura reflectante y la construcción de tejados también con revestimientos reflectantes.

Por último, el uso del transporte público, Metro y autbús, así como del servicio de bicicleta de alquiler, que además nos ayuda a mantenernos en forma, son siempre buenos aliados del medio ambiente, y por ende, de las personas que viven y quieren continuar viviendo en la Tierra.