El oscuro señor del narco que atrajo los favores de Rafa Márquez

El narcotraficante mexicano más desconocido de todos los tiempos
Sigue a La Opinión en Facebook
El oscuro señor del narco que atrajo los favores de Rafa Márquez
Raúl Flores Hernández es el cabecilla según la OFAC.

MÉXICO — Entre las tinieblas de la sobreinformación relacionada al crimen organizado, las capturas de los grandes capos como Joaquín “El Chapo” Guzmán y el desmantelamiento de los famosos cárteles mexicanos, un hombre pasó desapercibido durante cuatro décadas a pesar de sus presuntas actividades de trafico de cocaína y a la sombra de las empresas con las que lavó dinero y sedujo para sus negocios al popular futbolista Rafael Márquez.

Raúl Flores Hernández, “El Tío” o Miguel Casas Linares (Jalisco, 1952) era hasta este miércoles el narcotraficante mexicano más desconocido de todos los tiempos, según la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Para sacarlo a la luz dio a conocer  su modus operandi con 42 empresas ilícitas y aliadosmiembros de su familia y los famosos Márquez y Julión Álvarez. “Raúl Flores Hernández ha operado exitosamente por décadas debido a su larga relación con otros cárteles de la droga y su utilización de testaferros financieros para enmascarar sus ganancias procedentes de la venta de drogas ilegales”, expresó el Director de la OFAC, John E. Smith.

El nivel operativo de Flores Hernández era tal que se daba el lujo de ser un capo “freelance” al servicio de dos grandes cárteles, el Sinaloa y el de Jalisco Nueva Generación, sin ser detectado públicamente desde los años 80 del siglo pasado ni en Guadalajara, Jalisco, ni en la Ciudad de México, dos de sus grandes centros de operaciones.

Los vínculos con los cabecillas de los cárteles de la droga han permitido que la organización criminal Flores funcione con éxito desde los años 80 en Guadalajara, Jalisco, así como en la Ciudad de México. En el año 2010 el gobierno federal ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos por información que llevara a su captura.

Según versiones de la prensa mexicana, las autoridades de este país lo detuvieron en 2013 pero bajo condiciones desconocidas fue puesto en libertad. En marzo de 2017, las acusaciones federales de tráfico de drogas y lavado fueron devueltas al Distrito de Columbia y el Distrito Sur de California.