Chevrolet Camaro ZL1 NASCAR 2018 listo para volver a ganar

La nueva era de Chevrolet Camaro ZL1 NASCAR 2018 arrancó el jueves en Detroit, donde el rugir del motor resonó en sus calles, mientras Jimmie Johnson manejaba el nuevo auto para la Monster Energy NASCAR Cup Series. Para un fabricante…

La nueva era de Chevrolet Camaro ZL1 NASCAR 2018 arrancó el jueves en Detroit, donde el rugir del motor resonó en sus calles, mientras Jimmie Johnson manejaba el nuevo auto para la Monster Energy NASCAR Cup Series.

Para un fabricante de la NASCAR, la presentación de un nuevo auto es algo muy importante y en este caso el anuncio lleva un poco más de peso ya que el Camaro tiene una larga historia en el automovilismo en general y en la NASCAR en particular.

El Chevrolet Camaro ZL1 reemplazará al Chevrolet SS – que está siendo discontinuado para 2018 -, en la máxima serie de la NASCAR la próxima temporada, con su debut en la legendaria carrera Daytona 500, con el que se inaugura todos los años el calendario de la NASCAR.

No será un reto fácil, ya que el Chevrolet SS ha sido el No. 1 de la serie desde 2013, con 71 victorias en la Monster Energy Series, que han servido para acumular 39 títulos de fabricante de la NASCAR para Chevrolet.

El Chevrolet Camaro ZL1 tiene una larga historia en la NASCAR ya que ese fue el nombre original del auto con motor de aluminio desarrollado por Chevrolet en la década de 1960 y que dominó también en otras series del automovilismo de Estados Unidos.

En 1969, algunos dueños de concesionarios Chevrolet que además eran grandes entusiastas de las carreras, ordenaron motores ZL1 y los instalaron en 69 Camaro de producción regular, que de inmediato se convirtieron en leyendas en las calles y las pistas de drag racing.

Chevrolet Camaro ZL1 NASCAR 2018

Ahora, más de 40 años después, Chevrolet regresa a la NASCAR con el ZL1 para iniciar una nueva era de lo que espera sea una larga cadena de victorias.

El Chevrolet Camaro ZL1 2018 de producción general, está equipado on un motor V8 super cargado que genera 650 caballos de fuerza con una configuración de 90 grados, similar a la que se usa en los auto de competencia de la NASCAR.

La presentación del nuevo modelo se llevó a cabo en Detroit donde esta semana se corre la fecha de la Monster Energy NASCAR Cup Series y hasta donde prácticamente todos los pilotos de Chevrolet y los dueños de sus equipos que se reunieron para ver a Johnson, el siete veces campeón de la serie llegar con el Chevrolet Camaro ZL1 frente del Renaissance Center, la sede mundial de General Motors.

Y así, el Chevrolet Camaro marcó su regreso a la máxima serie de la NASCAR tras 40 años de ausencia, luciendo el No. 8, el mismo con el que Louis Chevrolet, el ingeniero suizo fundador de la marca, utilizaba cuando competía en pista.

“Chevrolet, Camaro y ZL1 son sinónimo de victorias, dentro y fuera de la pista”, dijo Mark Reuss, Vice Presidente Ejecutivo de Desarrollo de Producto Global de General Motors”. “Estamos emocionados por el regreso del Camaro a la NASCAR la próxima temporada, con el emblema ZL1, que ha sido probado y galardonado en todas las pistas. Y estamos emocionados también por todos los pilotos y los equipos; los fanáticos y nuestros consumidores”.

Chevrolet Camaro ZL1 NASCAR 2018, secreto bien guardado

La presentación del nuevo auto de Chevrolet para la Monster Energy NASCAR Cup Series 2018 se mantuvo bajo secreto – por lo menos bajo los estándares de la NASCAR -, y muchos de los pilotos entrevistados tras el anuncio solo tenían pequeños indicios de que se trataba del Camaro y eso solo en base al proceso de eliminación de los modelos Chevrolet 2018, ya que la marca discontinuará el Chevrolet SS – el modelo actual de la máxima serie de la NASCAR -, para el año próximo.

Ninguno de los pilotos sabía con certeza que el Camaro ZL1 había sido el elegido y no lo habían visto antes de la presentación del jueves.

De hecho, ninguno lo había visto antes de que Johnson lo condujera frente a las oficinas de General Motors, de donde irá al Michigan International Speedway para servir como pace car de la carrera del domingo.

Tras el anuncio, los pilotos y los ejecutivos de toda la industria admiraron los detalles y la similitud entre el Chevrolet Camaro ZL1 de producción y el de carreras, encabezadas por la nariz.

“No hay diferencia”, dijo Ty Dillon, piloto del No. 13 de Germain Racing, cuyo abuelo, Richard Childress, compitió en la NASCAR con un Camaro a final de la década de los 60. “Se ve como un auto rápido… eso es un buen inicio”.

Pero nadie en General Motors se conformará con la imagen del nuevo auto de la NASCAR o si “se ve” como un “auto rápido”.

Para todos los pilotos, lo importante será ver cómo se comporta el nuevo Camaro ZL1 con la fuerza de agarre (down force) en comparación con el Chevrolet SS.

Todo eso no se sabrá hasta que empiecen las pruebas en pista este otoño. Mientras tanto, se hablará mucho, sobre la necesidad de cooperación entre todos los equipos Chevrolet dentro de la NASCAR para poder sumar más puntos de fabricante y campeonatos, comenzando con la Daytona 500 para arrancar la nueva temporada en 2018.

“Espero ser el primero en lugar una victoria (con este auto)”, dijo Johnson tras salir del modelo presentado el jueves. “Pero sé que quizá hay muchas opiniones diferentes al respecto”.

De hecho, todos los pilotos que asistieron a la presentación – miembros de los equipos Hendrick Motorsports, Richard Childress Racing, Chip Ganassi Racing, Germain Racing, JTG Daugherty Racing y Leavine Family Racing -, pensaron diferente a Johnson.