El intento de compra de Rafa Márquez que lo vinculó con Raúl Flores Hernández

Un movimiento que hizo el futbolista en 2008 llevó al Departamento del Tesoro de Estados Unidos a indagar sobre el futbolista y su posible nexo con el narcotraficante
El intento de compra de Rafa Márquez que lo vinculó con Raúl Flores Hernández
Rafa Márquez quiso incursionar como propietario de un equipo del Ascenso en 2008.
Foto: AGENCIA REFORMA

El intento por comprar un equipo en la ahora extinta Primera División A en el 2008 fue la primera pieza que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos encontró para indagar el nexo entre Rafael Márquez y Raúl Flores Hernández.

En el acta de la asamblea extraordinaria de accionistas del Club Deportivo Morumbí A.C., celebrada el 24 de junio de ese año, quedó registrada la integración del futbolista a la asociación.

“El todavía presidente en funciones (Flores Hernández) manifestó a los presentes que ha invitado a la presente asamblea a los señores Rafael Márquez Álvarez y Miguel Ángel Zepeda Espinoza, toda vez que con anterioridad y en repetidas ocasiones ambos le habían manifestado su deseo de pertenecer a la asociación”, se lee en el documento, del cual CANCHA tiene una copia.

En el acta se indica que ambos futbolistas debían aportar 3 millones de pesos en 10 días, para formalizar su integración a la asociación, Márquez como secretario y Zepeda como tesorero.

Tras esta acción, Flores Hernández renunció a la asociación y a la presidencia, y asignó a su hijo, Raúl Flores Castro, en su lugar, quien aportó un capital de 6 millones 500 mil pesos.

En la Asamblea de ese año de la Primera A, el entonces presidente de la rama Enrique Bonilla avisó a los demás equipos que el grupo de Márquez, Zepeda y Flores entraría con un equipo en Tepic, de acuerdo con un directivo que estuvo presente y pidió el anonimato. Sin embargo, el enviado de Coras no llevaba completo el cuaderno de cargos que se debían cumplir.

“Fue por eso que no lo dejaron inscribir el equipo”, recuerda la fuente.