Aprende 3 formas de limpiar las esponjas

Las espojas pueden ser una cama de bacterias, debes aprender a eliminarlas
Aprende 3 formas de limpiar las esponjas

Aunque continuamente resulta paradójico, los artículos con los que hacemos limpieza en nuestra casa son los más sucios, contaminados y por ende, llenos de bacterias (incluyendo las toallas con la que nos limpiamos después de bañarnos).

La esponja para lavar la loza puede fácilmente convertiste en una “cama de bacterias”. Es natural, con ellas tocamos todo tipo de alimentos, tanto líquidos como sólidos y lavarla al terminar no es suficiente.

Acá te daremos algunos consejos prácticos de cómo limpiarla a profundidad entre usos. Descartarla por lo menos cada mes y medio, ó 2 meses, es lo aconsejado.

1. Moja la esponja, estando empapada ponla sobre un plato resistente al horno microondas. Pon el plato en el microondas por un minuto en alto. Una vez termine el ciclo espera un momento antes de sacarlo. ¡Cuidado! la esponja puedes estar muy caliente. Este NO es un procedimiento que puedas realizar con esponjas de metal.

2. Si tienes un lavaplatos automático, pon la esponja durante un alto ciclo cuando laves los platos. Esta es una forma de lavarla a profundidad. Las altas temperaturas matan las bacterias. 

3. El blanqueador es un líquido que sin duda tienes a la mano y que mata las bacterias sin falta. En un plato hondo pon agua con blanqueador diluido y sumerge la esponja por 1 ó 2 minutos.

Utilizando estos prácticos consejos mantendrás en mejor estado tu cocina, garantizando mayor limpieza y por ende mayor calidad de salud.