Estudiantes de bajos recursos se gradúan en programa de capacitación en L.A.

El programa YULA motiva a los alumnos a seguir con su educación; además de ofrecerles pasantías
Sigue a La Opinión en Facebook
Estudiantes de bajos recursos se gradúan en programa de capacitación en L.A.
Christian González, de 24 años, se graduó en YULA; hoy trabaja para la empresa Sony. / Suministrada

Para Christian González el haberse convertido en padre por primera vez a los 18 años y la llegada de un segundo bebé 24 meses después, pese a causarle una gran alegría también cambió sus planes.

“Era difícil [seguir estudiando] porque tenía que proveer para mis niñas”, dijo el joven de 24 años, quien obtuvo su diploma de secundaria dos años más tarde de lo normal.

González hacia diferentes trabajos como instalador de cables, guardia de seguridad y chofer hasta que un día encontró un anuncio acerca de un programa de capacitación en tecnología de un año.

“Decía que eran seis meses de clases de computadoras y seis meses para una pasantía”, recordó González quien no titubeó en contactarlos.

Y su curiosidad y esfuerzo dieron frutos. Este miércoles formó parte del primer grupo —de 30 jóvenes— que se graduó del programa Year Up Los Angeles (YULA), que ayuda a los jóvenes a alcanzar sus metas educativas.

“Los estudiantes iniciaron este programa en el campus de West LA College en agosto pasado. Desde entonces completaron con éxito un semestre de cursos en habilidades profesionales y técnicas; además de, su pasantía”, dijo Michael Faught director ejecutivo de YULA.

“Nos encargamos en entrenar a jóvenes de bajos ingresos de edades de 18 a 24 años que tengan un diploma de secundaria o un GED y no saben exactamente qué van a hacer con su futuro”, agregó.

En dichas clases, los jóvenes aprenden desde cómo trabajar en equipo, crear un currículo y cómo vestirse y saludar en una entrevista de trabajo hasta cómo programar y arreglar una computadora y fundamentos de negocios.

En su segundo semestre los estudiantes participan en una pasantía con una empresa corporativa, ganando créditos universitarios durante todo el año.
González hizo su pasantía con la compañía Sony en Culver City donde poco después de terminar le ofrecieron un empleo.

“Ahora soy técnico de información, proceso el software, hago trabajo de campo y ayudo a los que hacen las aplicaciones para Sony”, dijo contenyo el joven padre de dos pequeñas.

“Yo siempre tenía motivación para hacer algo más por mi vida pero no sabía que podría ser tan rápido”, dijo González, quien también fue el maestro de ceremonia en su graduación.

El sueño de este joven no terminará aquí puesto que confiesa que ahora espera conseguir su licenciatura en tecnología y posiblemente en poco tiempo tener su propio negocio.

Convirtiendo a jóvenes exitosos

Mientras los estudiantes participan en el programa de un año ellos reciben una ayuda de $200; ya cuando están en la pasantía este sube a $600 por mes.

“No planeamos por ningún motivo reemplazar sus empleos por las pasantías pero más bien es un incentivo para que ellos estén motivados a participar”, dijo Faught.

Pese a que YULA tiene 22 instituciones en 18 ciudades del país, la de Los Ángeles es la más reciente y esperan poder expandirse pronto.

“Estamos pensando en poder asociarnos con otros colegios como Los Angeles Trade Tech, Long Beach y El este de Los Ángeles”, agregó Faught.

A nivel nacional, el 85% de los graduados de Year Up están empleados o asisten a la universidad a tiempo completo dentro de los cuatro meses de graduación, con salarios iniciales promedio de $36,000 al año.

Varios de los jóvenes han logrado obtener empleos con importantes compañías como Disney, Snapchat, PayPal, Salesforce, entre otras.

Faught dijo que el próximo semestre empiezaen dos semanas y los estudiantes interesados aún pueden inscribirse en el colegio West Los Angeles.

Para más información llame al (424) 345-2353 o visite http://www.yearup.org/about-us/our-locations/los-angeles/