“La violencia no avanza la causa de nadie”

Organizaciones de Los Ángeles repudian eventos de odio en Virginia
“La violencia no avanza la causa de nadie”
El enfrentamiento de ayer en Virginia dejó varios heridos por lo que se requirió alta presencia policial.
Foto: Getty Images

Organizaciones que abogan por los derechos del inmigrante en el Sur de California repudiaron los hechos violentos ocurridos en el estado de Virginia generados por el enfrentamiento entre miembros de un grupo de supremacía blanco y antifascistas.

Varios grupos incluso responsabilizaron directamente al presidente Donald Trump de la inestabilidad social que se vive en el país.

La Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) repudió los hechos que, causaron muertos y heridos, y que obligaron al gobierno local a declarar la zona en estado de emergencia.

CHIRLA reconoció que “hay mucho camino que recorrer antes de entendernos, respetarnos y ayudarnos los unos a los otros plenamente” y recalcó que pese a que las diferencias de opinión están protegidas por la Constitución “la violencia no avanza la causa de nadie”.

“En este gran país, nadie es más dueño que otro. Todos somos importantes para el progreso individual y colectivo. En esta sociedad nos necesitamos y los derechos humanos y civiles de todos deben ser respetados, especialmente en situaciones tensas como las que vivimos ahora”, comentó a La Opinión Jorge-Mario Cabrera, director de comunicaciones de CHIRLA.

Para Emilio Amaya, director del Centro de Servicios Comunitarios de San Bernardino, los violentos incidentes no le causan sorpresa y son algo que “se veían venir” debido a la “retórica de odio” del actual presidente Donald Trump.

Amaya dijo a La Opinión que los grupos de supremacía blanca, antes en las sombras, están ahora empoderados por una administración que aboga e incita a la violencia.

“Esto es producto de la retórica de Donald Trump.  Estos grupos sienten apoyo del presidente y están ahora empoderados, se sienten intocables.  El temor es que esta violencia se propague a otros estados.  El odio y la violencia debe parar”, dijo Amaya.

En un discurso ante la nación para calmar los ánimos, el presidente Trump dijo que “el odio y la división deben parar”; sin embargo, durante su campaña presidencial Trump incitó a la violencia al ofrecer pagar los costos legales de los simpatizantes que agredieran a opositores.

Trump ha sido criticado en el pasado por el tenue tono de voz para repudiar los hechos de racismo y violencia perpetrados por grupos radicales en contra de grupos minoritarios.  En referencia al incidente violento de Virginia, varios legisladores de ambos partidos han instado a Trump a denunciar la supremacía blanca y a catalogar el acto como terrorismo doméstico.

Javier Hernández, director de la Coalición de Justicia para el Inmigrante del Inland Empire en el Sur de California, lamentó lo sucedido en Virginia y aseveró que la negativa de Trump a hacer frente al odio de los líderes nazis, KKK y nacionalistas blancos “debería alarmar a todos los estadounidenses”.

“Esta exhibición de nacionalismo blanco y extremismo también se vio en San Bernardino cuando las organizaciones anti-musulmanas se unieron contra lo que ellos llamaron una “toma de posesión” de nuestras comunidades”, dijo Hernández.  “La Coalición continuará alzando la voz en contra del odio y luchando por la dignidad de todos los inmigrantes”.

Sergio Luna, organizador de Congregaciones Unidas por el Cambio del Inland (ICUC) dijo sentirse triste de ver como grupos de odio se pronuncian abiertamente, poniendo en riesgo la tranquilidad y vida de muchos.

“Es horrible ver tanta ignorancia y odio tan descaradamente en exhibición—odio y racismo que siguen aterrorizando a las personas de color en este país.  Ese odio y la xenofobia que el mismo presidente ha incitado”, dijo Luna.

La violencia requirió la intervención de la policía estatal de Virginia. Getty Images

José Calderón, presidente de la Mesa Redonda Latina del Valle de San Gabriel, dijo que los hechos enfatizan dos tendencias en el país, una que busca la división y el retroceso y la otra que busca ponerle el fin al racismo, sexismo, clasismo, y desigualdades sexuales.

“Una tendencia que nos remonta a un tiempo antes de los avances del movimiento por los derechos civiles, el cual estamos viendo con el odio y racismo, y otra que busca construir un mejor futuro”, dijo Calderón.  “Lo que está sucediendo en Virginia es parte del aumento de las tensiones promovidas por la administración Trump que continúa usando a nuestras comunidades inmigrantes como chivos expiatorios- y busca destruir cualquier ganancia en derechos civiles y humanos”.

Calderón añadió que la retórica de Trump continuará aumentando la animosidad y la violencia, por ende, las comunidades deben continuar organizándose para resistir todo ataque.

“Y además de marchas y protestas no violentas, debemos construir coaliciones de poder político en la votación y asegurar la elección de los representantes que son en el interés de nuestras comunidades.  No debemos permitir que nos arranquen lo ganado.  La estatua que se protesta en Virginia representa la esclavitud, el uso de mano de obra para engrasar las ruedas del capital y crear recursos que permitieron a unos pocos dilapidar y mantener el poder. Representa dos direcciones en este país, pero estoy seguro de que la igualdad y la justicia ganará al final”, dijo.

Erika Paz, creadora de portal de Facebook “Preparándonos para las Licencias”, concordó con Calderón y añadió que las comunidades no deben permitir regresar a los tiempos de linchamientos.

“La fuerza empieza en nuestras propias comunidades. Es hora de despertar”, sugirió Paz.