Gemelos con deformidad abandonados en hospital

Los niños requieren atención especial 24 horas al día

Matthew y Marshall nacieron con el síndrome de Pfeiffer, una deformidad genética rara que causó que sus cráneos crecieran indebidamente mientras todavía estaban dentro del útero.

Los niños tienen las cabezas deformes, así como también deformidades severas en las manos y pies, articulaciones fibrosas y ojos sobresalientes.

Poco después de su nacimiento, Mateo y Marshall fueron acogidos por la enfermera Linda Trepanier, de 58 años de Michigan. Los padres fueron considerados no aptos para cuidar o mantener la custodia de los pequeños.

La enfermera, que ha criado a otros 16 niños en el pasado, tiene hijos mayores y también nietos.

Linda accedió a criar a los gemelos cuando tenían 4 meses de edad. Luego, los servicios sociales le preguntaron si adoptaría a los muchachos.

La gente le aconsejaba a Linda que no lo hiciera, que criar a un bebé con necesidades especiales “la ataría”. Después de todo, Matthew y Marshall requieren atención 24 horas al día, incluso por la noche.

Pero Linda tomó una decisión que dejó a todos aturdidos. Miren el video para comprobarlo: