VIDEO: A cinco años del DACA, angelinos beneficiados salen en su defensa

Temen una posible eliminación pero están dispuestos a luchar por este alivio migratorio y por el TPS
VIDEO: A cinco años del DACA, angelinos beneficiados salen en su defensa
Una beneficiaria de DACA y su pequeño hijo se manifiestan esta semana en Los Angeles.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Los mismos cinco años que tiene vigente DACA (la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) en Estados Unidos, son los que Manuel Jiménez tiene de beneficiarse con este alivio migratorio que detuvo su deportación y le otorgó un permiso de trabajo.

Como Jiménez, quien llegó de Managua, Nicaragua cuando tenía un año de edad, alrededor de 800,000 jóvenes traídos en la infancia al país, se han beneficiado desde 2012 con el alivio migratorio.

Loading the player...

En el quinto aniversario de esta acción ejecutiva decretada por el expresidente Obama, un numeroso grupo de beneficiados con DACA, activistas y legisladores realizaron en el parque Vista Hermosa de Los Ángeles una movilización para pedir al gobierno federal que el DACA y el TPS (Estatus de Protección Temporal) continúen. “¡No toques mi TPS! o “Don’t touch my DACA” se podía leer en los letreros que portaban los manifestantes.

A Manny JIménez el DACA le cambió la vida porque le permite trabajar mientras estudia y se prepara para hacer realidad su sueño de ser un médico neurocirujano. (Aurelia Ventura/La Opinión).

DACA me ha permitido ir a la universidad y trabajar para pagar mi carrera”, dice Jiménez quien trabaja en una compañía de tecnología y sueña con convertirse en un médico neurocirujano.

El quinto aniversario de DACA se celebra en toda la nación en medio del temor de que pueda desaparecer. Una coalición de 10 estados – entre ellos Texas – amenaza con retomar una demanda para eliminar el programa. Le dieron a la administración Trump hasta el 5 de septiembre para eliminarlo y no renovarlo, o emitir nuevos permisos.

De no hacerlo, la coalición comenzará a presionar con una demanda en contra del programa que actualmente está pendiente en la Corte de Distrito del Sur de Texas.

Pese a las amenazas, Jiménez dice que no tiene miedo de que desaparezca DACA. Adelanta que él seguirá en la lucha por una reforma migratoria o porque se apruebe en el Congreso el proyecto Dream Act que les otorgaría la residencia.

Preocupación

Quien si está muy preocupada es Genoveva Francisco, una madre de tres hijos menores de edad nacidos en el país. Ella tiene 36 años y desde 2012 recibe DACA. Trabaja medio tiempo como operadora de teléfonos.

Estoy muy triste y un poquito enojada porque hemos luchado mucho por DACA y una reforma migratoria”, dice.

Angélica Salas, líder de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA), dijo que DACA ha beneficiado a todos. “Es bueno para Estados Unidos y debe mantenerse vivo y en vigor. Vamos a luchar por una solución permanente”, sentenció.

Por su parte, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, indicó que “DACA ha permitido que cientos de miles de jóvenes ambiciosos y patrióticos hagan a un lado el miedo a la deportación y se concentren en construir sus vidas en el único país que ellos conocen”.

Agregó que la recompensa ha sido que casi 800,000 personas terminaron la escuela, iniciaron negocios y regresaron a las comunidades para hacer crecer la economía de Estados Unidos.
“Es tiempo de que el Congreso termine el trabajo de aprobar una reforma migratoria que dé a los millones de vecinos, amigos y familias la seguridad y la paz mental que necesitan”, señaló Garcetti en una cena de celebración por el quinto aniversario de DACA en el Ayuntamiento de Los Ángeles.
María Elena Durazo, la líder sindical pidió a los empleadores que dan ocupación a jóvenes DACA o beneficiarios del TPS que salgan a abogar por la permanencia de estos programas. (Aurelia Ventura/La Opinión).

Llamado a los empleadores

La líder sindical María Elena Durazo hizo un llamado a los empleadores para que se pongan de pie y defiendan los programas DACA y el TPS. Este último beneficia a 350,000 inmigrantes de centroamericana, Haití y otros países. Se encuentra también bajo amenaza de ser cancelado.

En mayo pasado, el entonces secretario del Departamento de Seguridad de la Nación, John F. Kelly, anunció que el TPS para los haitianos durará solo seis meses más para darles tiempo de prepararse para volver a Haití. La extensión del programa para los haitianos vence en enero de 2018.

Angélica Salas, líder de Chirla dice que no se darán por vencidos en la defensa de DACA y el TPS. (Aurelia Ventura/La Opinión).
Angélica Salas, líder de Chirla dice que no se darán por vencidos en la defensa de DACA y el TPS. (Aurelia Ventura/La Opinión).

Queremos que los empleadores den la cara y salgan a defender a sus trabajadores DACA y TPS”, dijo Durazo en medio del mitin de apoyo a estos programas.

Citó que algunas empresas como Disney Corporation y la Asociación Americana de Hoteles (AHLA) ya lo han hecho.

“Muchos haitianos desplazados, a quienes se les ha permitido vivir y trabajar en los Estados Unidos bajo el TPS han encontrado empleo dentro de la industria hotelera”, dijo Katherine G. Lugar, presidenta de la AHLA en una carta enviada al secretario del Departamento de Seguridad de la Nación, John Kelly.

A Edmundo Mejía, el TPS le permite tener un empleo, una casa y ayudar a su familia en El Salvador. (Aurelia Ventura/La Opinión).
A Edmundo Mejía, el TPS le permite tener un empleo, una casa y ayudar a su familia en El Salvador. (Aurelia Ventura/La Opinión).

En defensa del TPS

Edmundo Mejía lleva 17 años con el TPS y trabaja como guardia de seguridad en Los Ángeles.

“Cuando vine a Estados Unidos entré de indocumentado. Al obtener el TPS pude trabajar donde sea y viajar por todo el país”, dice.

Lo que es más, con un empleo pagado, ha podido ayudar a  sus hijos y hermanos en El Salvador.  “Les mando 400 dólares al mes”, cuenta.

Además dice que ya con el TPS pudo construir su propia casa de cuatro recámaras en West Covina. “Compré el terreno y la mandé hacer. Ya la pagué toda”, platica.

Si desaparece el TPS, no duda en decir que los “Tepesianos” se van a quedar como indocumentados sin un trabajo bueno y sin poder mandar dinero suficiente a sus países.

“Para nosotros es muy importantes que no nos quiten el TPS y si es posible que nos den la residencia. Por favor, por Dios y su familia, le pido que no nos quiten nuestro sustento”, exclama Edmundo Mejía de 66 años.