Procurador de Los Ángeles va contra “guarida” de supremacistas blancos en Canoga Park

Mike Feuer emprende demanda contra dueños de la vivienda
Procurador de Los Ángeles va contra “guarida” de supremacistas blancos en Canoga Park
Volverán a marchar en Main Beach
Foto: David McNew/Getty Images

La Procuraduría de la ciudad de Los Ángeles demandó a tres personas, pidiendo que la corte declare una molestia pública una casa de Canoga Park donde se reúne una banda de supremacistas blancos, y donde la policía se ha presentado en varias ocasiones para lidiar con denuncias de venta de drogas desde 2011.

La querella presentada en la Corte Superior de Los Ángeles nombra a los acusados como: Lisa Bellinaso de 50 años de edad; su madre de 79 años de edad, Isabella Bellinaso; y el novio de Bellinaso, Ryan Matthew Andrews de 37 años.

 

El interior de la casa. (Suministrada por la oficina de Mike Feuer)
El interior de la casa. (Suministrada por la oficina de Mike Feuer)

Además de la declaración de una molestia pública, la ciudad está pidiendo que un juez prohíba más negocios de narcóticos en el hogar del Valle de San Fernando ubicado en la cuadra 8400 de la Avenida Remmet, donde viven Andrews y Lisa Bellinaso.

Según la queja legal, la propiedad ”es un lugar hospitalario para miembros de pandillas y sus socios” en particular un grupo que ”abraza la ideología de la supremacía blanca y tiene lazos con la pandilla carcelaria Aryan Brotherhood (Hermandad Aria)”.

Un miembro de esa pandilla fue arrestado el pasado octubre con una cantidad de metanfetamina mientras estaba sentado en su coche, mientras que otro fue tomado en custodia en diciembre afuera de la casa. A esta última persona se le encontró con un rifle y munición que supuestamente se usó en un robo, alega la querella.

 

Imagen muestra drogas encontradas dentro de la casa en cuestión. (Suministrada por la oficina de Mike Feuer)
Imagen muestra drogas encontradas dentro de la casa en cuestión. (Suministrada por la oficina de Mike Feuer)

”Estos y otros pandilleros son capaces de promover su actividad de pandillas al usar la propiedad como un refugio seguro para comprar, vender y usar narcóticos, almacenar propiedad robada y ejercer el control sobre el vecindario” alega la demanda.

Tanto lisa Bellinaso y Andrews han sido arrestados varias veces en el lugar por delitos relacionados con las drogas, indica la querella. Lisa Bellinaso era la dueña de la propiedad desde 2002 hasta finales de 2010 o principios de 2011, cuando la trasladó a un fideicomiso controlado por su madre.

Lisa Bellinaso también ha sido arrestada por desviar la energía eléctrica a la propiedad a través de un “bypass” de un medidor del Departamento de Agua y Electricidad, alega la demanda.

Andrews es un usuario y vendedor de drogas de largo tiempo y ha sido condenado por al menos siete delitos relacionados con narcóticos desde 2000, dice la querella.

 

Un bote con jeringas encontrado dentro de la vivienda. (Suministrada por la oficina de Mike Feuer)
Un bote con jeringas encontrado dentro de la vivienda. (Suministrada por la oficina de Mike Feuer)

La casa está a menos de media milla de la estación Topanga del Departamento de Policía de Los Ángeles y esta a una distancia similar de la escuela primaria Nevada y el parque Lanark. El parque Parthenia está a una milla, señala la demanda.

Los supremacistas blancos y su potencial para causar daño ha cobrado vigor luego de los hechos ocurridos en Charlottesville, Virginia el pasado sábado. Durante una manifestación organizada por estos grupos, uno de sus simpatizantes atropelló intencionalmente a personas que habían llegado al lugar para contrarrestar la protestar, matando a una mujer y lesionando a 19 otros.

“Comos los eventos trágicos en Charlottesville nos recuerdan, el racism, odio y la supremacia blanca son demasiados prevalentes en Estados Unidos hoy en día”, dijo Feuer en un comunicado enviado a La Opinión. “Esta es la tercera demanda en menos de un año que mi oficina ha presentado en contra de dueños de propiedades que decimos son base de operaciones para pandillas de supremacistas blancos. Nadie debería tener que enfrentar estas condiciones en su comunidad. Estamos luchando para hacer este vecindario más seguro”.