Chris Brown relata cómo fue la noche en que golpeó brutalmente a Rihanna

El rapero se sincera en un nuevo documental acerca de cómo comenzó la discusión con su entonces novia
Chris Brown relata cómo fue la noche en que golpeó brutalmente a Rihanna
Brown fue condenado a cinco años de libertad condicional por asalto y agresión.
Foto: Christopher Polk / Getty Images

En el pasado, Chris Brown había mantenido que la noche de la gala de los Grammy de 2009, cuando golpeó brutalmente a su entonces novia Rihanna en un coche, era una especie de borrón en su memoria en el que le costaba reconstruir lo sucedido paso a paso. Sin embargo, el rapero ha hablado ahora de ese momento para explicar que la discusión que degeneró en el “peor momento” de su existencia comenzó después de que él por fin admitiera ante Rihanna -tras negarlo varias veces- que había mantenido una relación sexual en el pasado con una conocida, una revelación ante la que la cantante reaccionó de forma violenta, siendo ella, siempre según su versión de los hechos, quien le propinó el primer golpe.

A pesar de que hace hincapié sutilmente en que su entonces pareja fue quien perdió los nervios inicialmente, Chris es consciente de que no hay ninguna excusa o manera de justificar la terrible manera en que reaccionó y que ni siquiera él mismo fue capaz de asimilar.

Recuerdo que ella intentó golpearme, pero solo golpearme, y de repente yo le pegué de verdad. Con el puño cerrado. Le pegué un puñetazo en la cara y le partí el labio. Cuando lo vi me quedé en estado de shock, no podía creerme que le hubiese hecho algo así. Entonces ella empezó a escupirme a la cara, escupía sangre, y eso me enfureció aún más. Estábamos teniendo una pelea de verdad en un coche, íbamos conduciendo. Ella intentó coger mi teléfono, pero yo no estaba dispuesto a dárselo para que lo tirara por la ventana”, recuerda de manera errática el cantante para un nuevo documental sobre su vida, ‘Chris Brown: Welcome To My Life’.

“Ella quitó las llaves del contacto e hizo como que las tiraba por la ventana, así que yo me bajé del coche y empecé a buscarlas y entonces alguien gritó. Y ella empezó a gritar por la ventanilla: ‘Ayuda, está intentando matarme‘”, continúa recordando el músico acerca de aquella velada.

Así quedó Rihanna tras la golpiza.

Aunque posteriormente la pareja se reconcilió, incluso después de que él fuera condenado a cinco años de libertad condicional por asalto y agresión y se le impusiera una orden de alejamiento contra la de Barbados, Chris reconoce que nunca pudo recuperar la confianza de Rihanna, motivo por el cual acabaron siguiendo caminos separados.

“Me odiaba. Tras lo que ocurrió, lo intenté todo. Pero para ella daba igual, no confiaba en mí. Desde ese momento no hicimos más que pelearnos, teníamos discusiones verbales y peleas físicas. Por ambas partes. Esta es la primera vez que puedo decir algo al respecto”, ha apuntado el intérprete, dando a entender una vez más que él no era el único de la relación con problemas para contener su agresividad.

“Todavía la quiero, pero debo ser honesto: no parábamos de pelearnos, nos pegábamos, ella me golpeaba y yo a ella… Nunca estuvimos bien. Llegados a un punto, incluso hablamos del tema para preguntarnos qué mi**da nos estaba pasando”, ha añadido no sin cierta tristeza.

Ahora el rapero se enfrenta a un nuevo escándalo por violencia doméstica después de que su exnovia Karrueche Tran le demandara por maltratos físicos y psicológicos tras concluir su relación.