Propuestas piden que California tenga agua limpia y libre de plomo

Cuando un perro se negó a beber en una escuela de San Diego, se vio una primera pista de que algo estaba mal con el agua
Propuestas piden que California tenga agua limpia y libre de plomo
Piden agua limpia y libre de plomo.

Cuando un perro de terapia se negó a beber en una escuela primaria de San Diego, se vio una primera pista de que algo estaba mal con el agua.

Las pruebas revelaron la presencia de cloruro de polivinilo, el polímero en las tuberías de PVC que se degradan con el tiempo. Pero un análisis posterior encontró algo peor en la escuela Cooperativa de San Diego: niveles elevados de plomo.

No es una situación aislada.

Las pruebas han dado lugar a niveles nocivos de plomo en fuentes de agua y grifos en otras escuelas en San Diego y Los Ángeles, donde el distrito hace mucho tiempo decidió identificar, enjuagar y fijar o sellar cientos de fuentes contaminadas. Y a raíz de la muy divulgada contaminación por plomo tóxico del agua en Flint, Michigan, un reporte de Reuters reveló decenas de vecindarios de California en los cuales los niños examinados mostraron niveles elevados de plomo—una neurotóxina que causa trastornos del desarrollo y daño cerebral.

Ninguna cantidad de plomo en seres humanos se considera segura.

La noticia ha dejado a los legisladores de California ansiosos de que los niños expuestos al plomo no sean diagnosticados bajo el status quo. Los médicos suelen referir a los niños para la prueba de plomo sólo si la familia dice que vive en un hogar de más de 40 años de edad con pintura descascarada, y está en los programas de asistencia de bajos ingresos.

Y aunque las escuelas públicas pueden examinar voluntariamente su agua para el plomo—gratis bajo un nuevo programa de California Water Boards—no tienen ningún requisito legal para hacerlo.

Eso no es suficiente para los patrocinadores de dos proyectos de ley que la Asamblea Legislativa decidirá en el próximo mes:

La AB 1316, escrita por el legislador Bill Quirk, D-Hayward, haría que el Departamento de Salud Pública del estado considere instar a los médicos a hacer más preguntas a las familias al evaluar el riesgo de exposición al plomo. Esto podría incluir preguntar si la familia vive cerca de una autopista principal o una antigua fundición de plomo o acero, y si un niño podría estar expuesto al pasar tiempo en otro hogar o edificio. Una vez que esas investigaciones dan lugar a que los niños sean examinados, el proyecto de ley requeriría que el departamento de salud estatal informe los datos más rápidamente y con mayor profundidad.

La AB 746, escrita por Lorena González Fletcher, D-San Diego, requeriría que todos los distritos escolares examinaran su agua para el plomo y arreglaran o taparan cualquier fuente de agua contaminada.

Agua limpia en todo el estado

Adicionalmente, la SB 623, escrita por el senador William Monning (D-Monterey) intenta educar a los consumidores hispanos de cómo en el estado cerca de un millón de personas no tienen acceso a agua limpia y asequible en sus hogares, escuelas y negocios.

La organización Safe Water for CA ha encontrado que hay más de 300 sistemas públicos de agua que actualmente no cumplen con los estándares federales de agua potable. La SB 623 trata el agua limpia y asequible para todos los californianos.

El proyecto de ley establecerá el fondo para el agua potable segura y asequible y proveerá fondos para las comunidades que necesitan asistencia donde la contaminación excede el estándar del agua potable.

De ser aprobada, la SB 623 recaudará $140 millones de dólares anualmente para el fondo. El sector agrícola aportará $30 millones.