“No quiero que me maten”, dice activista indígena tras amenazas de grupos Nazis

Deja de ir a eventos públicos tras recibir las advertencias de muerte y golpes
“No quiero que me maten”, dice activista indígena tras amenazas de grupos Nazis
El activista proinmigrante del condado de Orange, Naui Huitzilopochtli, hizo público que teme por su vida y la de su familia tras las amenazas por Internet que ha recibido de miembros del grupo racista que se identifica como “Proud Boys". Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

El activista indígena del condado de Orange, Naui Huitzilopochtli, hizo público que teme por su vida y la de su familia tras las amenazas por Internet que ha recibido de miembros del grupo racista que se identifica como “Proud Boys” (Muchachos Orgullosos).

Tengo miedo: temo por mi vida y la de mi familia. Me han amenazado de muerte y si algo me pasa, quiero que la gente lo sepa”, dijo Huitzilopochtli.

Añadió que desde entonces ya no quiere salir ni asistir a manifestaciones o juntas de cabildo donde se discuten temas de la comunidad. “Si me mira Levi Romero – quien hizo el vídeo amenazante – no sé qué va a pasar. Y con lo que pasó en Virginia tengo más preocupación por mi y mi familia.  Hasta temo que vayan a buscarme a mi casa”, expresó.

Y es que este activista, nacido en el país pero hijo de padres mexicanos, y quien lleva 22 años en el activismo y 10 años con un canal en YouTube en el que difunde grabaciones y entrevistas que hace a grupos e individuos racistas, recibió un video en junio lleno de amenazas en su contra.

El activista proinmigrante del condado de Orange, Naui Huitzilopochtli, hizo público que teme por su vida y la de su familia tras las amenazas por Internet que ha recibido de miembros del grupo racista que se identifica como “Proud Boys”.(Aurelia Ventura/ La Opinion)
El activista proinmigrante del condado de Orange, Naui Huitzilopochtli, hizo público que teme por su vida y la de su familia tras las amenazas por Internet que ha recibido de miembros del grupo racista que se identifica como “Proud Boys”.(Aurelia Ventura/ La Opinion)

Acusaciones

Lo hizo Levi Romero porque no les gusta el trabajo que yo hago y que los exhiba. Pero también me ha amenazado Rob Herrera quien se hace llamar Legal Latino Hit. Él ahora está en la cárcel por amenazar con pistolas a unos manifestantes en Cudahy”, señaló.

Explicó que Romero se junta con muchos neonazis y racistas, y es parte del grupo racista Proud Boys que empezó en Canadá; después se fueron a Nueva York. En la actualidad están en todos los estados.

Huitzilopochtli, de 39 años y padre de una niña de 8 años, dijo que tres de los extremistas que lo amenazan estuvieron en Virginia en el incidente donde falleció Heather Heyer de 32 años al ser impactada por un auto que se estrelló contra los manifestantes antiracistas.

No es la primera vez que recibo advertencias, pero ninguna tan fuerte como éstas”, indicó. Durante los actos de campaña de Donald Trump en el condado de Orange en Costa Mesa y Anaheim, Huitzilopochtli fue echado por algunos de los seguidores del ahora presidente.

Este activista presentó la denuncia del vídeo amenazante en la Policía de la ciudad de Huntington Park, ya que Romero y otros simpatizantes de Trump acuden con frecuencia a las juntas de cabildo de esa ciudad.

Si algo me pasa aquí, quiero que ya esté el antecedente de las amenazas porque los nazis tienen armas. Y ellos usan drogas y alcohol. Un día pueden estar borrachos o bajo el efecto de la cocaína y cumplir sus amenazas”, sostuvo.

Romero, el amenazador, no trabaja y se dedica a consumir drogas, dice Huitzilopochtli. “Es una persona que no tiene nada que perder. Si me mira en la calle, y se le ocurre buscarme, puede hacerme algo”, confío atemorizado.

 

Navi Huitzilopochtli denuncio el hecho en la Policia de Huntington Park. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Navi Huitzilopochtli denuncio el hecho en la Policia de Huntington Park. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Huitzilopochtli dijo que las amenazas que ha recibido de grupos nazis y extremistas son investigadas por la policía y por el FBI.

“Si quien amenaza hubiera sido musulmán, ya lo hubieran detenido. O si yo hubiera sido gabacho, tal vez ya me habrían hecho caso”, se lamentó.

Lourdes Arocho, portavoz del FBI, dice que no puede confirmar o negar las investigaciones que llevan a cabo.

No confirmamos información que pueda llegar a nuestra atención por parte de individuos u otros departamentos.  Toda información recibida por el FBI es revisada para determinar si una violación federal bajo la esfera del FBI ha ocurrido y debe ser investigada, o si vamos a proveer asistencia a nuestros compañeros de otras agencias policiacas”, señaló.