iTrump, la app de música que le ganó una demanda a Donald Trump (y sin abogados)

Tras seis años de disputas por similitudes en el nombre, el creador de una aplicación para aprender a tocar la trompeta puede presumir de que ganó la batalla. Y además, representándose a sí mismo frente al gran equipo legal del presidente
iTrump, la app de música que le ganó una demanda a Donald Trump (y sin abogados)
iTrump fue creada después de iBone, una aplicación para aprender a tocar el trombón.
Foto: Apple

Tras seis años de disputas legales por similitudes en el nombre, el creador de la aplicación iTrump puede presumir de que ganó la batalla. Y sin abogados.

El equipo legal de Donald Trump comenzó su particular batalla legal con Tom Scharfeld, creador de la aplicación para aprender a tocar la trompeta, en enero de 2011.

Los abogados del actual presidente de Estados Unidos alegaron que el nombre de la app sugería una falsa conexión con el magnate.

Tras negar esta acusación, la empresa desarrolladora decidió pasar al ataque.

Y todo terminó la semana pasada cuando la Organización Trump, responsable de gestionar multitud de propiedades y hoteles bajo su nombre, perdió lo que considera una marca registrada clave para su emporio.

El Tribunal de Apelación de Marcas de Estados Unidos canceló su derecho exclusivo para utilizar el término “Trump” en relación a servicios de entretenimiento, incluyendo reality shows en televisión.

La decisión judicial llega después de otras victorias de la compañía de Scharfeld, que ya consiguió evitar que la Organización Trump poseyera el derecho exclusivo para usar “Trump” en las áreas de juegos de computadora, aplicaciones móviles sobre golf y música por streaming.


¿Qué son las marcas comerciales?

Las marcas comerciales son el nombre o símbolo distintivo utilizado para identificar un producto realizado por un fabricante o un bien distribuido por un individuo o empresa.

La ley de marcas se preocupa generalmente de evitar la confusión entre los consumidores en cuanto al origen o fabricante de un producto.

Para registrar una palabra ya existente, la persona solicitante debe demostrar que le ha otorgado un nuevo significado y que no creará ninguna confusión con otras marcas.


Esta decisión legal pone fin a la batalla legal entre la compañía de Scharfeld y la organización del presidente de Estados Unidos, siempre y cuando ninguna de las partes decida recurrir.

El responsable de iTrump se representó a sí mismo durante el proceso legal, lo que le obligó a estudiar para aprender sobre la ley de registro de marcas.

El equipo legal de Donald Trump “no parecía creer que yo pudiera hacer esto”, declaró Scharfeld a Bloomberg.

“Sólo quería ser tratado de manera justa” , dijo.

Aseguró que ahora planea dedicar más tiempo a comercializar sus aplicaciones musicales en lugar de defenderlas.