La Proposición 13 no disminuyó los ingresos públicos en Los Ángeles

Los oponentes de la Proposición 13 han hecho falsas declaraciones con respecto a esta importante reforma del impuesto de propiedad
La Proposición 13 no disminuyó los ingresos públicos en Los Ángeles
la Proposición 13 basa el impuesto en el valor de la compra de la propiedad.

El año 1978 puede que parezca una historia antigua – un recuerdo lejano para muchos de los votantes, o inconcebible para los legisladores que aún no habían nacido en ese entonces. Con el pasar del tiempo, el folklore prevalece y los mitos a veces oscurecen los hechos. Así es como los oponentes de la Proposición 13 han hecho falsas declaraciones con respecto a esta importante reforma del impuesto de propiedad.

Una de las reclamaciones más mencionadas por los oponentes de la votación de 1978 es que la Proposición 13 aniquiló los ingresos públicos locales. Eso no es verdad. Datos demuestran que desde 1978, las evaluaciones locales del impuesto de propiedad en California han aumentado un 856.48 por ciento.

Nada más este año se espera que las evaluaciones locales del impuesto de propiedad aumenten a un promedio de 5.5 por ciento a nivel estatal, resultando en miles de millones de dólares adicionales para el financiamiento de entidades locales como escuelas, bibliotecas, departamentos de policía y de bomberos, programas de parques y recreación, programas de salud pública, y de calles y tránsito.

En el condado de Los Ángeles se ha visto un aumento de 6.03 por ciento en el valor total tasado de las propiedades sujetas al impuesto de propiedad local. En otras partes del estado, la tasación en el condado de San Francisco aumentó 10.8 por ciento, y en el condado de Orange subió a 6.02 por ciento.

A pesar de que la Proposición 13 limita el pago de los impuestos de propiedad a 1 por ciento del valor tasado, y pone un tope al aumento del impuesto cada año, la suma total del aumento de ingresos públicos ha sido sustancial.

La Proposición 13 protege a los dueños de propiedad por medio de un tope de 2 por ciento al año del valor tasado de una propiedad, siempre y cuando no halla cambio de propietario o una nueva construcción. El punto que muchos críticos de la Proposición 13 fallan en explicar es que la suma de la ganancia total es más del 2 por ciento. Solo en las peores recesiones económicas del estado (1994-1996 y 2009-2012) la Proposición 13 falló en aumentar los impuestos de propiedad a más del 2 por ciento al año.

De hecho, el crecimiento de las tasaciones del impuesto de propiedad ha sobrepasado la inflación y los cambios en la población californiana. Desde la adopción de la Proposición 13, las tasaciones han aumentado a un promedio cerca de los 7.07 por ciento al año. En comparación, la inflación ha aumentado a un promedio de 3.57 por ciento y la población ha aumentado a un promedio de 1.43 por ciento.

El crecimiento de la cantidad de tasaciones después de la adopción de la Proposición 13 es parecido al crecimiento de tasaciones antes de la adopción de la Proposición. Desde 1945-46 a 1977-78, la tasación de propiedad creció a un promedio de 7.93 por ciento.

Lo que mucha gente recuerda de la era antes de la Proposición 13 es la ira de los propietarios al ver aumentar el valor de las tasaciones hasta a un 15 por ciento de un año a otro, basado en eventos tal como el precio de venta de la casa del vecino.

En vez de basar el impuesto de su propiedad en factores fuera del control del propietario, la Proposición 13 basa el impuesto en el valor de la compra de la propiedad – norma imparcial que generalmente no es discutida – más el 2 por ciento al año. Este tope garantiza que aunque el total de la tasación aumente, el individuo que paga sus impuestos sea protegido.

Discusiones acerca de la Proposición 13 no deberían ser incriminadas con mitos ni con declaraciones engañosas. Para evaluar la Proposición 13, datos tangibles que vengan de fuentes estatales y locales deben ser usadas para informar el debate.

Así ame u odies la Proposición 13, los datos muestran que ha proveído una fuente estable y creciente de ingresos públicos para el gobierno local que excede más allá de la inflación.

Por Robert Gutiérrez, Director de la California Tax Foundation