¿Será que Vicente Fernández no quiere a su nueva nuera?

¿Será que Vicente Fernández no quiere a su nueva nuera?
El hijo del Chente ya va por la tercera boda, y parece que esto no le gusta a sus padres./Reforma

Sigo sin entender cómo es que alguien se puede perder la boda de un hijo. Yo creo que solo que te pasara un tren por encima, literalmente, faltarías a un evento tan importante… o a menos que seas Vicente Fernández o su esposa Cuquita.

¿De qué hablo? Pues de que eso fue precisamente lo que pasó con Chente y su mujer, quienes no asistieron a la boda de Vicente Fernández hijo, que se casó el fin de semana pasado en Guadalajara, México.

Por mí, el Charro de Huentitán puede decir misa, pero no le voy a creer nunca que el motivo por el que no fue a la casada de su primogénito fue porque supuestamente acompañó a Cuquita a hacerse un chequeo médico a Texas.

Para empezar, una boda no se organiza de un día para otro, lo que quiere decir que es posible que tanto Chente como su esposa sabían de la fecha de la boda del hijo desde hace meses. Y también, si es una revisión médica, y no una emergencia, se puede posponer un día o dos, o una semana. El chiste es acompañar a tu querubín en ese momento tan importante de su vida.

Aunque al decir verdad, no me sorprendería que tanto el charro tapatío como su esposa buscaron cuanto pretexto fuera posible para no estar en ese día con su hijo. Supongo que, una de dos, o no les parece que Chentito vaya por su tercera boda, o de plano no quieren a la novia, una cosmetóloga de 39 años.

Por supuesto que Vicente hijo echó el rollo de que sus padres no fueron a la boda por eso del chequeo médico, pero ¿cómo explica las otras grandes ausencias, entre ellas las de dos de sus hijos? Insisto en que aquí hay gato encerrado, pero algún día sabremos qué pasó en realidad, ya verán.

Y en otras cosas, como dice Julián Gil: ¿qué tiene en la cabeza Marjorie de Sousa? ¿Por qué habría de ser ella la que pide demostrar que su bebé es hijo de Gil? ¿No debería ser el padre quien debería tener esa duda? A todos nos tiene con la misma pregunta la actriz, que pidió ante un juez que se le practique una prueba de ADN a su bebé para que quede claro que es hijo de quien ella dice que es hijo, es decir, de Julián Gil, con quien, según ella, solo estuvo íntimamente una vez. Claro, la famita que se hizo de tumbahombres nadie se la quita, pero eso no quiere decir que por eso Gil duda de su paternidad.