Lloró sobre las cenizas de su bebé por dos años, pero eran otra cosa

La casa de cremación cometió un error imperdonable
Lloró sobre las cenizas de su bebé por dos años, pero eran otra cosa
Jennifer Dailey.

Una madre de Pennsylvania se llevó una mala sorpresa después de llorar sobre las cenizas de su bebé por dos años.

Jennifer Dailey dijo a la estación WTAE-TV que perdió a su bebé en abril de 2015, pero decidió con su esposo cremarlo. La mujer guardó las cenizas del bebé aunque nunca se atrevió a abrir la urna. Finalmente, el padre sugirió regar los restos en un lugar especial. Fue ahí cuando hallaron una placa del servicio de cremación de mascotas Butler Pet Cremation.

La pareja comenzó a dudar y llamó a la funeraria Bauer, que le confirmó un error fatal: Las cenizas eran de un perro.

El dueño confirmó la equivocación a WTAE.

“Fue mi error. Tenía dos urnas iguales, puse la etiqueta equivocada en el contenedor equivocado”, dijo Thompson-Miller.

La funeraria y el servicio de cremación de mascotas consigueron traer las cenizas del bebé a la familia, pero la madre dijo que la humillación quedará para siempre.

“Lloré tantas veces a mi hija, pero era el perro de otra persona”, dijo.

La pareja pedirá un análisis de ADN para confirmar que sean las cenizas del bebé.

Alrededor de la web