¿Trump podría ser llevado a juicio político por apoyar a supremacistas?

El detalle está en el Segundo Artículo de la Constitución
¿Trump podría ser llevado a juicio político por apoyar a supremacistas?
La defensa de Trump a grupos supremacistas le ha acarreado varias críticas.

Los problemas del presidente Donald Trump tras cambiar su postura sobre los hechos violentos en Charlottesville, Virginia, podrían ser mayores de lo que piensa.

En su discurso en la Torre Trump, el mandatario dijo que “ambos bandos tuvieron la culpa” y que algunos integrantes de grupos neonazis y supremacistas fueron “tratados injustamente por la prensa”, cuando estuvieron “manifestándose pacíficamente”.

A las críticas que recibió, incluso de miembros de su partido, se suman preguntas sobre cómo debe aplicarse el Artículo II de la Constitución, sobre si cometió un “delito mayor o menor”.

Un análisis de The Daily Beast indica, por ejemplo, que “la Constitución, como todos sabemos, no define la frase. El lenguaje en el Artículo II, Sección 4 se refiere a ‘traición, soborno, u otros crímenes altos o delitos menores'”, por lo que deja espacio a varias interpretaciones de expertos constitucionalistas.

Para Bruce Fein, un conservador jurista que trabajó en la administración Ronald Reagan, considera que al apoyar un discurso supremacista, relacionado con tiranos como Adolfo Hitler o Benito Mussolini, está “en conflicto con su juramento presidencial y el Segundo Artículo de la Constitución”.

“El presidente estaría saboteando, no defendiendo la Constitución… aplaudiendo las ideas o acciones de los tiranos”, expresó.

El liberal Sanford Levinson, de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas, ha cuestionado que no se haya iniciado el juicio político al presidente Trump.

“¿Por qué no debería una mayoría de republicanos y demócratas por igual declarar que Donald Trump ha blasfemado tanto la religión civil estadounidense…? El jefe de Estado es la encarnación de la nación. Cuando desafía las proposiciones fundamentales del credo americano, si no entiende ese credo básico, eso podría ser motivo de destitución“, consideró.

Akhil Reed Amar, de la Escuela de Leyes de Yale considera que es posible, pero difícilmente los republicanos se unirán contra el mandatario.

Eric Posner, de la Escuela de Leyes de la Universidad de Chicago consideró que “el presidente podría tener un juicio político por mantenerse en el sótano y no gobernar”, aunque acusarlo por mostrar su verdadera ideología “resulta más complicado”.

Hasta ahora, dos representantes tienen listos sus proyectos basados en el Segundo Artículo contra el presidente Trump.

Uno de ellos es Steve Cohen, del estado de Tennessee, quien cita potencial obstrucción de la justicia y violaciones de Asuntos Exteriores de la Constitución como causales para la destitución.

El otro es representante de California, Brad Sherman, quien pasado presentó sus propios artículos, al considerar que Trump obstruyó la justicia en medio de la investigación federal sobre la posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales.